INTERNACIONAL

Obama aprueba ataques a yihadistas en el norte de Irak

08/08/2014 08:52 CEST | Actualizado 08/08/2014 10:54 CEST

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha aprobado este jueves ataques "selectivos" a yihadistas del Estado Islámico (EI) que se encuentran en el norte de Irak. Además, ha autorizado una operación humanitaria para asistir a los desplazados en la misma zona, con el objetivo de impedir una "masacre".

Obama ha resaltado que permitirá los ataques aéreos "selectivos" contra los yihadistas si fueran necesarios, en caso de que los extremistas suníes avancen hacia la ciudad de Erbil, para "proteger los intereses de Estados Unidos", ya que en esa localidad se encuentran asesores militares y diplomáticos estadounidenses.

"Cuando miles de civiles inocentes están en peligro de ser masacrados, y tenemos la capacidad para ayudarlos, lo hacemos", ha añadido el presidente, quien ha afirmado que la operación humanitaria también aprobada había sido solicitada por el Gobierno iraquí.

El mandatario estadounidense ha realizado el anuncio en una comparecencia no prevista en la Casa Blanca, en la que no ha aceptado preguntas. "Estados Unidos no puede mirar para otro lado" cuando se está fraguando un genocidio y existen los recursos militares para impedirlo, ha destacado, y ha recalcado que la voluntad de EEUU de actuar en Irak para detener una masacre es el "sello distintivo del liderazgo estadounidense".

GIRO EN LA POLÍTICA EXTERIOR

La decisión de intervención de Obama supone un giro importante en su política exterior, ya que había defendido la idea de no intervenir militarmente en el país después de la retirada de tropas estadounidenses a finales de 2011, un año después del final de la Guerra de Irak.

Funcionarios estadounidenses que han pedido no ser identificados han detallado que varios aviones de carga militar han lanzado agua y comida para "alrededor de 8.000 personas" de las cerca de 40.000 que se calcula que están aisladas en las proximidades el monte Sinjar, en el kurdistán iraquí.

Los refugiados son en su mayoría yazidíes kurdos y cristianos, que huyeron en los últimos días de la ofensiva yihadista, y se encuentran aislados en una zona montañosa y desértica del norte de Irak con necesidad urgente de agua, comida, refugio y medicinas.

"EL MUNDO NO PUEDE SENTARSE Y VER INOCENTES MORIR"

Por su parte, el secretario de Estado, John Kerry, que se encuentra de viaje oficial en Afganistán, ha calificado de "vital" la decisión de Obama de enviar ayuda y autorizar bombardeos, porque "el mundo no puede sentarse y ver inocentes morir".

"La campaña de terror de EI contra los inocentes, incluidas minorías yazidíes kurdos y cristianos, y sus grotescos y selectos actos de violencia tienen todas las señales de alerta de un genocidio", ha indicado Kerry en un comunicado.

Desde la oposición republicana, la autorización de bombardeos por parte de Obama ha sido celebrada, pero se han exigido medidas más contundentes, como "una estrategia integral para degradar EI".

TE PUEDE INTERESAR...

NOTICIA PATROCINADA