INTERNACIONAL

Ucrania denuncia la invasión militar rusa de su territorio

28/08/2014 21:03 CEST | Actualizado 28/08/2014 21:03 CEST
EFE

Máxima tensión. El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, ha denunciado que tropas regulares rusas con armamento pesado ha entrado en territorio ucraniano para reforzar las filas de los rebeldes prorrusos y frustrar la victoria de las fuerzas de Kiev.

"En ayuda de los terroristas (...) entraron columnas con armamento pesado, una gran partida de armas y tropas de unidades regulares de la Federación Rusa", ha dicho Poroshenko al dar inicio a una reunión urgente del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania.

Según el mando militar ucraniano, los soldados rusos habrían participado en la exitosa contraofensiva contra las fuerzas gubernamentales lanzada por los rebeldes en la región de Donetsk y cuyo objetivo sería abrir un tercer frente a orillas del mar Negro.

Ésta presunta incursión, que ha sido negada rotundamente por Moscú pero respaldada por imágenes de satélite de la OTAN, se produce dos días después del primer cara a cara entre Poroshenko y el presidente ruso, Vladímir Putin, que despertó ciertas esperanzas sobre el inicio de un proceso de paz en el este de Ucrania.

REACCIÓN INTERNACIONAL

La comunidad internacional ha reaccionado rauda y ha convocado una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU, mientras la canciller alemana, Angela Merkel, ha sugerido la posibilidad de nuevas sanciones contra Rusia por parte de la Unión Europea.

"Basta ya con la permisividad y apaciguamiento con el agresor. Rusia ha iniciado una indisimulada invasión militar del territorio de Ucrania", ha asegurado Konstantín Yeliséev, embajador ucraniano ante la UE, en un comunicado.

Esas tropas rusas, que habrían participado en la toma de la ciudad fronteriza ucraniana de Novoazovsk (en la costa del mar de Azov) tras un bombardeo con misiles Grad desde territorio ruso, han entrado "a través de una zona de la frontera no controlada" por Kiev, ha agregado el presidente.

Según medios locales, se trataría de una treintena de tanques y de unos 500 soldados, que habrían entrado en territorio ucraniano a bordo de unos camiones blancos parecidos a los que integraban el convoy humanitario ruso que cruzó la frontera la pasada semana.

"En la última semana, las unidades de milicianos locales y cosacos (...), incapaces de resistir a las fuerzas de Kiev, han sido reemplazadas por tropas regulares del Ejército ruso", ha denunciado el mando militar ucraniano.

La caída de Novoazovsk no es baladí, ya que se encuentra a unos 40 kilómetros del puerto de Mariúpol (mar Negro), principal ciudad de Donetsk bajo control de Kiev, sede de la administración regional y de un importante polígono industrial.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...