INTERNACIONAL

Yanis Varoufakis asegura que no habrá despidos de funcionarios ni bajadas de salario o pensiones

25/02/2015 15:58 CET | Actualizado 25/02/2015 16:01 CET
ALKIS KONSTANTINIDIS/AFP

Al Gobierno griego estos días le toca explicar en casa a qué se ha comprometido exactamente con el Eurogrupo a cambio de la prórroga del rescate, y qué reformas tiene pensado hacer para respetar sus compromisos con la UE. Este miércoles, el ministro de Finanzas, Yani Varoukis, ha hecho malabares para tranquilizar a la vez a los ciudadanos de Grecia y a las instituciones europeas. El ministro ha descartado que vaya a efectuar recortes de empleo en el sector público, así como rebajas de los salarios y de las pensiones. Ha indicado que el Gobierno griego tiene el derecho de alterar las condiciones de las privatizaciones en curso, aunque no habrá cambios en los procesos ya cerrados.

"No cambiaremos las privatizaciones que ya se han realizado", declaró Varoufakis en una entrevista concedida a la emisora griega Real FM, donde apuntó que, sin embargo, en las privatizaciones en curso "el Gobierno griego puede variar algunos términos y examinar su legalidad".

Por otro lado, al ser cuestionado sobre la posibilidad de que el Gobierno griego deba realizar despidos en el sector público o rebajar pensiones y salarios, el ministro de Finanzas de Grecia respondió con un rotundo "no". "En ninguno de los casos, esa es la gran diferencia", añadió.

"Esta cancelación de las medidas recesivas es algo que hemos logrado estos días (...) Lo que estamos tratando es crear un puente de cuatro meses durante el que logremos cancelar las medidas recesivas y trabajar en un nuevo programa de reformas que permita levantarse a la sociedad griega", explicó el carismático ministro griego.

Asimismo, Varoufakis subrayó la necesidad de que el objetivo de superávit primario establecido para Grecia no sea superior al 1,5% del PIB y advirtió de que una meta del 3% "sería catastrófica".

NO HAY UN GIRO DE 180º

En declaraciones a la cadena CNBC, Varoufakis ha explicado que el Gobierno griego no ha dado un giro de 180º grados en sus posiciones y subrayó que su misión no es crear conflictos con sus socios, sino renegociar un nuevo acuerdo para Grecia.

"No fuimos elegidos para crear conflictos con nuestros socios, fuimos elegidos para renegociar un acuerdo", indicó el ministro griego, quien subrayó que una negociación siempre es la búsqueda de un compromiso.

"Lo comprometido no supone un giro de 180º. Lo habría sido llevar esta negociación a un callejón sin salida y no lo hicimos porque estamos interesados en un acuerdo mutuamente beneficioso", añadió.

En cuanto al desarrollo de las negociaciones con sus socios, el ministro griego criticó el exceso de "legalismo" y señaló que "el mayor problema es que en las cumbres de ministros de Finanzas raramente tratan de finanzas, y sí más sobre procedimientos y reglas". "Yo no soy muy bueno en eso", reconoció.

Yanis Varoufakis

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR