INTERNACIONAL

Más de 6.000 personas han muerto en el este de Ucrania desde 2014, según la ONU

02/03/2015 09:21 CET | Actualizado 02/03/2015 09:21 CET
VADIM GHIRDA/AP

Naciones Unidas (ONU) calcula que más de 6.000 personas han muerto en el conflicto separatista en el este de Ucrania, y que los recientes combates cerca del aeropuerto de Donetsk y en la ciudad de Debáltsevo causaron cientos de muertos. El alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad Al Hussein, ha denunciado la "devastación despiadada de civiles y de infraestructuras" en la zona en conflicto.

Donetsk y Debáltsevo han sido los lugares de los más graves y recientes enfrentamientos entre las fuerzas rebeldes prorrusas y las gubernamentales, antes y poco después de la entrada en vigor, hace dos semanas, de un acuerdo de alto el fuego.

En su último informe sobre la situación de los derechos humanos en Ucrania, hecho público este lunes en Ginebra, la Oficina de Derechos Humanos de la ONU dice que en diez meses y medio de conflicto armado (de mediados de abril de 2014 al 28 de febrero pasado) ha documentado exactamente 5.809 casos de muertos y 14.740 heridos.

Añade, además, que en vista de que está pendiente la estimación de las víctimas en los combates más recientes, puede afirmar que el número de fallecidos ha superado los 6.000, entre civiles y personal militar.

"ES IMPERATIVO CUMPLIR LOS ACUERDOS DE MINSK"

"Más de 6.000 vidas se han perdido en menos de un año debido a los enfrentamientos en el este de Ucrania. Es imperativo que todas las partes cumplan con los Acuerdos de Minsk" para el cese de las hostilidades, comentó el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

El informe, elaborado a partir de datos recogidos por observadores desplegados en Ucrania, señala que el número de víctimas registradas entre inicios de diciembre y mediados de febrero -coincidiendo con el alto el fuego- confirma que ese periodo fue el más violento del conflicto. Únicamente en ese lapso, 1.012 personas murieron y cerca de 3.800 fueron heridas.

Zeid se mostró preocupado por los recientes ataques en Jarkov y Odessa, y otro que se sospecha ocurrió en Mariupol, el pasado 24 de enero, y advirtió que si nuevos actos similares ocurren pueden indicar "un capítulo nuevo y más mortífero en este conflicto".

LA VIDA EN SÓTANOS Y SIN COMIDA

El informe defiende a los pobladores que permanecen en zonas ahora controladas por las milicias prorrusas, al afirmar que para muchos las condiciones de vida son insostenibles y que si no abandonan esas áreas no es porque no quieren, sino porque no pueden.

"Muchos están atrapados en zonas de conflicto, forzados a permanecer en sótanos, con apenas algo de comida, agua para beber, calefacción, electricidad o suministros médicos", apunta el documento.

Se trata del noveno informe sobre derechos humanos preparado por los observadores de la ONU, que trabajan de forma independiente de la misión que también tiene en Ucrania la Organización para la Cooperación y Seguridad en Europa (OSCE), a cargo de supervisar el actual alto el fuego.

La caída del aeropuerto de Donetsk

ADEMÁS:

Tensión en el este de Ucrania