INTERNACIONAL
22/03/2015 14:28 CET | Actualizado 22/03/2015 14:28 CET

Palestina llama a Barack Obama a intensificar sus esfuerzos por la paz

AFP

Tras la entrevista del presidente de EEUU, Barack Obama, en The Huffington Post, el Gobierno palestino ha reaccionado pidiéndole que se implique más en el proceso de paz con Israel, porque "aún hay tiempo" si intensifica sus esfuerzos y ejerce de verdadero líder mundial.

Afif Safieh, embajador para misiones especiales del presidente Mahmud Abbas, ha escrito una tribuna en la que le recuerda que, si está en contra del status quo actual, de la ocupación y de la ampliación de colonias -en las que ya residen ilegalmente 600.000 personas en suelo palestino-, tiene que empeñarse en lograr la paz. Debe "responder" al "grito de Palestina por la libertad de su cautiverio y la esclavitud", algo que no sólo será bueno para los palestinos, sino pata la propia imagen de Obama.

"Con una sola llamada de teléfono, en 1956, el presidente Eisenhower hizo que David Ben Gurion se retirase del Sinaí ocupado, y durante un año de elecciones presidenciales. En comparación con Ben Gurion, (Benjamín) Netanyahu (el actual primer ministro) parece un cordero", recuerda el embajador.

"Aún nos quedan dos años más de legislatura. Si un territorio fue ocupado en 1967 en seis días, también puede ser evacuado en seis días, por lo que los israelíes pueden descansar en el séptimo, y por fin podemos participar en el fascinante camino de la construcción del Estado y la recuperación económica. ¿Realmente podemos presenciar otro momento como el de Eisenhower? Sí, señor Presidente, creo que podemos", le dice el palestino al presidente norteamericano.

En el lado israelí, por contra, aún no se ha producido reacción alguna a la entrevista. Sólo se conocen las declaraciones del presidente del país, Reuven Rivlin, que ha denunciado a Netanyahu por sus comentarios "racistas" del martes pasado, cuando en el día de las elecciones alertó de las oleadas de votos árabes, comentario que Obama ha censurado.

CONTACTOS PARA FORMAR GOBIERNO EN ISRAEL

Rivlin justo inicia hoy contactos con los partidos con representación parlamentaria tras las legislativas del día 17, una serie de consultas previas a su decisión de encargar la formación del nuevo gobierno. Se espera que más de los 61 diputados requeridos, de los 120 del Parlamento israelí (Kneset), recomienden al jefe del Estado que designe al primer ministro y líder del conservador Likud, Benjamín Netanyahu, la tarea de formar coalición.

Su formación política fue la que mayor número de diputados obtuvo, 30, con lo que Netanyahu se presenta como el dirigente lógico al que el presidente encomendará la formación del nuevo gobierno.

Rivlin manifestó durante la campaña y a la luz de que las encuestas en intención de voto apuntaban que el apoyo del electorado se repartiría entre el denominado Campo Sionista, liderado por el laborista Isaac Herzog y el Likud de Netanyahu, que favorecería el establecimiento de un gobierno de unidad, posibilidad que los resultados electorales han desmontado.

Durante las jornada de hoy, primera de dos días de consultas, Rivlin tiene previsto entrevistarse con representantes del Likud, del Campo Sionista, de la Lista Común -que aglutina a los partidos árabes-, del Hogar Judío de Naftalí Bennet, y los dos partidos ultra-ortodoxos que lograron representación parlamentaria.

El lunes proseguirá los contactos con los centristas Yesh Atid y Kulanu, este último encabezado por un ex-likudista y que según todos los pronósticos integrará la nueva coalición, así como el ultraderechista Israel Nuestro Hogar y el izquierdista Meretz.