INTERNACIONAL

El número de condenas a muerte en el mundo aumentó un 28% en 2014

01/04/2015 08:25 CEST | Actualizado 01/04/2015 08:25 CEST

La pena de muerte sigue creciendo. Según alerta Amnistía Internacional en su informe anual, el número de condenas a muerte en el mundo ha aumentado un 28% en 2014 respecto a 2013.

Un crecimiento que la organización atribuye a que muchos países la utilizan como medida para combatir "la delincuencia, el terrorismo y la inestabilidad interna". Algunos de ellos, como Egipto y Nigeria, declararon "condenas colectivas", lo que hicieron que aumentara el número de condenados, pasando a ser 2.466 sentenciados, señala el informe.

"Se engañan a sí mismos", indica Salil Shetty, secretario general de Amnistía. "No hay ninguna prueba que demuestre que la amenaza de la pena de muerte sea un elemento disuasorio contra el crimen más poderoso que cualquier otro castigo", ha añadido.

"Es vergonzoso", prosigue Shetty, "que tantos países en el mundo jueguen con las vidas de las personas, ejecutándolas por terrorismo o para sofocar la inestabilidad interna, basándose en la premisa errónea de la disuasión".

EEUU, EL 5º QUE MÁS EJECUTA

Aun así, el responsable de Amnistía cree que "la pena de muerte empieza a ser cosa del pasado" porque, en función de los datos del informe, el número de ejecuciones bajó en 2014 un 22%, pasando de 778 a 607 personas ejecutadas. Estos datos no cuentan las cifras de sentenciados en China, que la organización calcula en más de mil. "Las cifras de la pena capital se consideran secreto de Estado, resulta imposible determinar el número exacto", justifica Shetty.

Tras China, Irán es el segundo país que más personas ejecutó en 2014, con 289 muertes confirmadas oficialmente y 454 no reconocidas. Le siguen Arabia Saudí, con 90 ejecuciones; Irak, con 61; y Estados Unidos, con 35.

NOTABLES PROGRESOS EN LATINOAMÉRICA

En el caso de Latinoamérica, la experta en pena de muerte de Amnistía, Chiara Sangiorgio, considera que es una región "muy interesante", ya que, "por un lado están los países que primero eliminaron la pena de muerte, como Venezuela, y por otro algunos que la siguen aplicando como medida correctiva", como Trinidad y Tobago en el Caribe. A pesar de ello, se han realizado notables progresos, como la abolición de esta pena en Cuba y en Guatemala.

Sangiorgio "confía" en conocer un mundo donde la pena de muerte sea abolida y apeló a que en los últimos 20 años se han hecho grandes avances, siendo Fiji el país número 99 en derogar dicha condena el pasado mes de marzo. Además, el número total de países que ejecutan las condenas ha disminuido de 41 en 1995 a 22 en 2014.

La experta reconoce que "no hay una única respuesta para acabar con la pena de muerte, ya que depende de la zona y del país que la aplique", pero señala que "en este momento la gran meta es reducir las ejecuciones", lo que se está consiguiendo.

TE PUEDE INTERESAR

Informe de Amnistía sobre la pena de muerte en 2014 by El Huffington Post

OFRECIDO POR NISSAN