INTERNACIONAL

El ex presidente egipcio Mursi, condenado a muerte por huir de la cárcel en 2011

16/05/2015 11:46 CEST | Actualizado 16/05/2015 21:10 CEST
REUTERS

El expresidente egipcio, Mohamed Mursi, ha sido condenado a muerte hoy de forma provisional por el caso de la fuga de una prisión durante la revolución de 2011, que derrocó al entonces mandatario Hosni Mubarak, según informó a Efe una fuente judicial y adelantó la cadena qatarí Al Jazeera.

Entienden que es culpable de una fuga masiva de presos hace cuatro años, en la que también participó el número dos de la ilegalizada organización Hermanos Musulmanes, Jairat al Shater. Creen los jueces que ambos conspiraron con "milicias extranjeras", dice una sentencia pendiente de ratificación por la autoridad religiosa que es el Gran Mufti, y abierta a apelación.

La decisión final sobre el destino de Mursi y el resto de condenados se dará a conocer el próximo 2 de junio, según informa el diario egipcio Al Ahram.

El exmandatario Mursi, junto con otros líderes de Hermanos Musulmanes, escaparon de la prisión de Wadi al Natrun el 28 de enero de 2011, después de que ésta fuera rodeada por otros dirigentes de la organización durante los 18 días que duró el levantamiento que derrocó a Hosni Mubarak.

Sobre Mursi pesa ya una condena a 20 años de cárcel por ordenar el arresto y la tortura de manifestantes durante los últimos días de su mandato, en julio de 2013, antes del golpe de estado militar que acabó con su presidencia.

Junto al ex presidente han recibido la misma condena otros 105 miembros de la organización islámica, una de las más importantes del mundo, a la que perteneció en sus inicios antes de desvincularse parcialmente de ella para iniciar su carrera hacia la Presidencia del país.

En lo que se refiere al veredicto contra Al Shater, el líder supremo adjunto de Hermanos Musulmanes ha sido hallado culpable, junto actual secretario general del Partido Libertad y Justicia -que Mursi lideró en su día-, Mohamed El Beltagy y otras 14 personas, de conspirar con el movimiento islamista palestino Hamás para desestabilizar al país.

"MOTIVOS POLÍTICOS" Y NO BASE REAL

Los partidarios del ex presidente egipcio han denunciado que los cargos no tiene base real y solo obedecen a motivos políticos. Mursi ha rechazado constantemente la autoridad del tribunal a lo largo del proceso judicial.

Se teme que esta sentencia eche a las calles a los seguidores del partido islamista, pese a su ilegalización, y se produzcan incidentes en todo el país.

Se da la circunstancia de que Mubarak, el hombre al que sustituyó Morsi, es ya un hombre sin cargas judiciales. Un tribunal de El Cairo confirmó a principios de mes la condena de tres años que le había sido impuesta en un caso de corrupción. Sin embargo, al haber superado ya los tres años de prisión preventiva, ya no debe estar más tiempo en prisión.

CRÍTICAS DE AMNISTÍA

La organización internacional Amnistía Internacional (AI) condenó la pena impuesta a Mursi y 105 seguidores islamistas y tachó su juicio de "farsa". En un comunicado, afirmó que esta condena "muestra el deplorable estado del sistema judicial del país".

"Condenar a Mohamed Mursi a muerte después de juicios masivos e injustos muestra una completa desconsideración de los derechos humanos", dijo en la nota el subdirector de AI para Oriente Medio y el Norte de África, Said Bumeduha, que añadió que "sus juicios fueron menospreciados antes de que pusiera un pie en el tribunal".

El responsable humanitario denunció también el hecho de que Mursi estuviera incomunicado durante meses sin supervisión judicial y que no tuviera un abogado que le representara durante las investigaciones. Según Bumeduha, esta situación convierte estos juicios en una "farsa basada en procedimientos nulos".

Según el comunicado, las autoridades judiciales egipcias deberían desestimar todas las pruebas que fueron obtenidas durante el periodo en el que Mursi u otros detenidos "fueron sometidos a una desaparición forzosa". Además, la organización pidió la liberación del exmandatario o la repetición del proceso en un tribunal civil con un juicio justo.

REPRESALIAS EN EL SINAÍ

Las autoridades de Egipto intensificaron rápido las medidas de seguridad en las calles e instalaciones claves del país, tras la muerte de tres jueces en un ataque de hombres armados en el norte de la península del Sinaí.

Según la agencia estatal de noticias Mena, el Ministerio de Interior declaró el estado de alerta en todos sus sectores y sedes de Egipto, anulando así las vacaciones y libranzas de sus empleados.

Estas medidas se tomaron después de la muerte hoy de al menos cuatro personas, entre ellas los tres jueces, en un ataque contra el minibús en el que viajaban en la ciudad de Al Arish, en el norte del Sinaí.

Los asaltantes mataron a tiros a los tres magistrados y al conductor del vehículo e hirieron a otro juez en la zona de Al Masaid, en la entrada occidental de Al Arish, añadió la fuente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter