POLÍTICA

Castilla y León azul: ¿por qué el PP siempre logra en esta región grandes mayorías absolutas?

19/05/2015 21:54 CEST | Actualizado 19/05/2015 21:54 CEST
EFE

Castilla y León es azul. La región más extensa de europa se tiñe del color del PP en todas las elecciones autonómicas desde 1987, cuando José María Aznar llegó al poder de la Junta. Desde 1991 lo hace, además, con grandes mayorías absolutas protagonizadas por Juan José Lucas, hasta 2001, y por Juan Vicente Herrera, presidente regional desde hace 14 años y que aspira a una nueva reelección. Si los pronósticos del CIS se cumplen, será el único barón del PP que mantenga su mayoría absoluta, pese a algunos supuestos casos de corrupción que salpican a miembros de su equipo.

Los ‘populares’ no tienen dudas sobre por qué dominan en Castilla y León con tanta comodidad. “Por nuestros méritos”, zanja Carlos Fernández Carriedo, portavoz del Grupo Popular en las Cortes, quien no admite que la comunidad sea un granero de votos para el PP. “Pensar eso o que aquí hay votos que ya están asignados de antemano nos parece una falta de respeto hacia el valor de cada ciudadano. Si ganamos es porque hay un trabajo, un reconocimiento de la sociedad, un esfuerzo y una dedicación”, sentencia.

Carriedo subraya que el PP tiene una “muy buena trayectoria en resultados para la calidad de vida de los ciudadanos”. Algunos datos parecen darle la razón. Por ejemplo, Castilla y León lidera el informe PISA en competencia científica y es tercera en Matemáticas y Lectura. La sanidad de la región es la cuarta mejor de España, según la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública. La comunidad tiene, además, la mejor puntuación en la aplicación de la Ley de Dependencia, según el Observatorio de la Dependencia, y es líder en transparencia, según Transparencia Internacional. Y la tasa de paso es más baja que la media española (20,4% frente al 23,7%).

(Sigue leyendo después de la imagen...)

carriedo

Fernández Carriedo.

Pero eso, subrayan los demás partidos, son sólo cifras que no se traducen en realidad. “Que se den un paseo por las calles de la comunidad, porque el PP habla de cifras que no reflejan nuestra realidad social”, critica Pablo Fernández, candidato de Podemos a la presidencia de la Junta, quien resume los gobiernos ‘populares’ con tres palabras: “Paro, pobreza y despoblación”.

DESPOBLACIÓN Y ENVEJECIMIENTO

Tanto él como Luis Tudanca, el candidato socialista, explican que si la región tiene menor tasa del paro que la media es porque la población activa en la comunidad es “mucho menor” porque hay “muchísimas personas jubiladas”. En cuanto a la sanidad, subrayan que el PP está introduciendo modelos de privatización como el del Hospital de Burgos y alertan de que se está descuidando la educación pública. “Hay muchos niños que tienen que recorrer casi 100 kilómetros al día para poder llegar a la escuela”, incide el candidato de Podemos.

Entonces, ¿por qué el PP gana sistemáticamente en Castilla y León? Pablo Fernández apunta a uno de los principales problemas de la comunidad: la despoblación y el envejecimiento, dado que tiene el mayor porcentaje de habitantes mayores de 64 años de España, con un 22,8%. “Los jóvenes se marchan porque no se ha hecho nada por generar un modelo productivo que dé lugar a empleos de calidad; el medio rural, que es una parte importante, tampoco ha sido atendido suficientemente bien para que la gente se quede a vivir en los pueblos. Y tenemos las terceras tasas universitarias más altas de todo el país”, destaca el candidato de Podemos.

(Sigue leyendo después de la imagen...)

podemos

El candidato de Podemos, Pablo Fernández.

Hugo Marcos, licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad de Salamanca, indica que, en Castilla y León, “a medida que aumenta la edad aumentan de forma relevante las posiciones más de derechas y la intención de voto al PP”. Marcos admite, en cualquier caso, que ese argumento “no viaja bien” porque otras comunidades, como Asturias, también tienen unas “tasas muy importantes de población envejecidas” y el PP, sin embargo, no es fuerza hegemónica.

"ESTÁ BIEN VISTO SER DE DERECHAS"

Lo mismo ocurre, augura el experto, respecto al mundo rural. “Los núcleos que tienen una población inferior a 2.000 habitantes son un poco más de derechas que las ciudades de 100.000 a 400.000 habitantes, que es el otro extremo de la escala”. Ese salto, subraya, no se aplica en territorios como Andalucía, donde los municipios rurales tienen “una mayor tendencia de voto por el PSOE”. Una razón que se aduce, “y tiene visos de credibilidad”, es que en Castilla y León hay más minifundios y más propietarios, que tienden a ser más conservadores.

David Pérez, autor del blog de análisis regional Argamasa política, es mucho más directo a la hora de dar las razones de la mayoría ‘popular’: “Aquí está bien visto ser de derechas. En la Castilla profunda si no eres del PP eres un poco subversivo. Esto se hace más patente en el mundo rural y hay mucho votante en pueblos y villas”.

Además, apoya otra tesis defendida por los candidatos de PSOE y Podemos: “El clientelismo que produce el Gobierno regional. Funcionarios, asociaciones (subvenciones), empresas (contratos públicos/ayudas), agricultores (PAC), medios de comunicación (publicidad institucional) dependen muy directamente de la Administración regional y esto hace que voten al que está en el poder para mantener la actual situación”.

(Sigue leyendo después de la imagen...)

iu

José Sarrión, candidato de IU-Equo.

"NO HAY DISCUSIÓN PÚBLICA"

En este sentido, José Sarrión, candidato a la presidencia de la Junta por IU-Equo, apunta que “la gente que vota al PP muchas veces no tiene una imagen correcta acerca de sus políticas porque ofrecen de sí mismos una imagen más conservadora que neoliberal”. “Aquí no hay discusión pública sobre la política autonómica. Hemos hecho llamamientos a que se hagan debates y han sido completamente desoídos porque el PP tiene miedo a tener que explicar su política ante la gente”, se queja.

Y a todo ello se une, según los expertos, una oposición al PP muy débil. “Dentro del PSOE ha habido dos grupos completamente diferenciados (Óscar López-Julio Villarrubia) y las luchas internas desgastan mucho al propio partido. La falta de un líder claro, de un discurso homogéneo hace que la gente no te siga”, insiste David Pérez, quien afirma que el actual candidato socialista, Luis Tudanca, “intenta reorganizar un partido roto y sin una propuesta de Gobierno autonómico que convenza”.

(Sigue leyendo después de la imagen...)

tudanca

Luis Tudanca se abraza con Zapatero.

AL FILO DE PERDER LA MAYORÍA ABSOLUTA

El propio Tudanca admite que su partido ha cometido errores, como “no hacer una verdadera apuesta por el proyecto político autonómico” y no saber “romper la red clientelar que ha ido tejiendo el PP”. Pese a ello, todas las encuestas, excepto la del CIS, reflejan que el PP podría perder la mayoría absoluta por primera vez en 24 años, por lo que Tudanca, que sería el segundo líder más votado, podría llegar a ser presidente pese a que el PSOE sacaría los peores resultados de su historia.

Esa posibilidad parece lejana, dado que el apoyo de Ciudadanos le bastaría al PP para seguir gobernando. José Sarrión, de IU, subraya que el partido de Rivera tendrá que “analizar si van a practicar el oportunismo o ser recambio para que siga gobernando el PP”. Él, por su parte, se muestra partidario de dar el apoyo en la investidura al partido que pueda “desalojar” al PP. El PSOE también se muestra dispuesto al diálogo. Y Podemos no quiere hablar de pactos porque sale “a ganar”.

Todo ello en medio de varios casos de corrupción que afectan al Gobierno regional y que se han conocido en las últimas semanas, especialmente la llamada trama eólica, el presunto pago de comisiones de al menos 110 millones de euros para facilitar la instalación de parques eólicos en la comunidad. ¿Cambiará de color Castilla y León?

TE PUEDE INTERESAR

NOTICIA PATROCINADA