NOTICIAS

Kingii, el flotador de pulsera que salva vidas

04/08/2015 07:43 CEST | Actualizado 05/08/2015 10:13 CEST

Entre enero y julio del año pasado, fallecieron en España 185 personas ahogadas. La mayoría de estas muertes se produjeron en la playa, y tres de cada cuatro muertos eran hombres.

El 12% fueron menores de 14 años, la misma cifra de mortalidad que la provocada por los accidentes de tráfico para esta franja de edad. Pero hay más: el ahogamiento es la principal causa de muerte accidental en niños entre 5 y 14 años en todo el mundo.

Son unas cifras dramáticas que se evitarían si existieran más formas de rescate rápidas y eficaces, como Kingii. Se trata de un flotador de pulsera que se dispara en caso de necesidad y que ayuda a que las personas que estén en apuros en el mar queden a flote.

Kingii se coloca como un reloj de pulsera y se activa pulsando un botón que dispara una carga de dióxido de carbono que infla un flotador en menos de un segundo. El sistema es el mismo que el de los salvavidas que están disponibles en los aviones y, aunque su tamaño es pequeño, es capaz de mantener a salvo a un adulto.

El invento se llama así por el nombre en latín del clamidosaurio de King (Chlamydosaurus kingii), un reptil que despliega un collar de espinas alrededor del cuello cuando se siente amenazado.

kingiidino

Su creador es un agente de seguros norteamericano llamado Tom Agapiades. Empezó a diseñar Kingii después de que uno de sus mejores amigos muriera ahogado en un lago. “Cuando pasó el accidente, no pude dormir durante días. Tenía que hacer algo para evitar más muertes así”, explica a la edición estadounidense de The Huffington Post.

De momento, Kingii está en fase de desarrollo y su responsable está recogiendo dinero a través de una campaña de crowdfunding que está siendo un gran éxito: lleva recaudado más de medio millón de dólares (460.000 euros), cuando el objetivo inicial era de 65.000 dólares (poco más de 60.000 euros).

kingii

Agapiades espera que Kingii llegue a las tiendas en otoño a un precio estimado de 89,99 dólares (83 euros) y que se convierta en un objeto necesario en academias de surf, en deportes como el piragüismo o el remo, o que la población de riesgo como ancianos o niños lo lleven siempre que vayan a nadar.

ADEMÁS

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest