INTERNACIONAL

Clinton se disculpa por sus correos: "Fue un error. Siento que ocurriera. Admito toda la responsabilidad"

09/09/2015 09:52 CEST | Actualizado 09/09/2015 10:49 CEST

La aspirante a la Casa Blanca Hillary Clinton ha vuelto a pedir disculpas por haber utilizado su cuenta de correo electrónico privada para asuntos de interés nacional mientras era secretaria de Estado, un caso que ha perjudicado su precampaña para ser la candidata demócrata a las elecciones de 2016.

"Fue un error. Siento que ocurriese. Admito toda la responsabilidad. Lo que hice estaba permitido, estaba sobre la mesa. Pero mirándolo en retrospectiva, como hago ahora, debí haber usado dos cuentas. Una para lo personal y otra para lo laboral", ha indicado Clinton en una entrevista en ABC, añadiendo: "Estoy intentando ser tan transparente como sea posible".

Posteriormente, ha publicado en su Facebook una nueva disculpa:

I wanted you to hear this directly from me:Yes, I should have used two email addresses, one for personal matters and...

Posted by Hillary Clinton on Martes, 8 de septiembre de 2015

Es la segunda vez que admite que se equivocó en el uso del correo, pero esta vez se ha mostrado más contundente que la semana pasada, cuando en otra entrevista en la cadena NBC, aseguró que asumía la responsabilidad y que su email personal "no era la mejor opción".

POLÉMICA EN PLENA PRECAMPAÑA

La candidatura de Clinton a la presidencia se ha visto empañada por el escándalo. La oposición republicana y la propia política han exigido que se hagan públicas sus comunicaciones para aclarar el asunto, algo que el Departamento de Estado hace desde mayo.

La existencia de esta cuenta de correo electrónico personal fue descubierta gracias a una investigación de un comité de la Cámara de Representantes, que buscaba información sobre el ataque contra el consulado estadounidense en Bengasi (Libia) a través de la correspondencia de la exsecretaria y sus ayudantes sobre el suceso.

Pesa sobre Clinton la sospecha de que podría haber violado los requisitos de seguridad federales establecidos en relación al modo en el que los funcionarios deben hacer uso de su correspondencia. La demócrata ha asegurado en repetidas ocasiones que no envió ni recibió información clasificada en su cuenta personal cuando trabajaba para el Gobierno.

ADEMÁS: