INTERNACIONAL
02/09/2015 16:09 CEST | Actualizado 02/09/2015 16:43 CEST

Datos confidenciales compartidos o problemas para usar el iPad: lo que los mails de Clinton revelan

AFP

Hillary Clinton no sabe cómo usar su nuevo iPad, ni cómo conectarse al Wifi y quiere tiempo libre para disfrutar de sus series favoritas. Esto es parte de lo morboso o anecdótico que se extrae del nuevo paquete de mails -un total de 4.368- publicados por el Departamento de Estado y que fueron enviados o recibidos por Clinton durante su etapa como Secretaria de Estado. Las anteriores publicaciones ya generaron una gran polémica, pero en esta tanda, que ocupa más de 7.000 páginas, también hay una importante revelación: Clinton usó su correo privado para enviar información clasificada.

La suma de todo el contenido supone un problema para la aspirante a candidata demócrata: ha proporcionado una munición impagable a los republicanos, acentúa el problema de confianza que ya tenía entre la opinión pública estadounidense, muestra parte de su intimidad y, además, ha hecho que saltaran todas las alarmas con los 125 emails que contenían información reservada.

Esta polémica estalló en marzo. Entonces se supo que usó su correo electrónico personal en lugar del oficial durante los cuatro años en los que fue secretaria de Estado de EEUU, algo que podría haber violado los requisitos federales que determinan cómo los funcionarios usan su correspondencia. Desde que saltó la polémica, Clinton siempre se ha defendido alegando que nunca había enviado información clasificada a través del correo privado... pero hay publicaciones que no dicen precisamente eso.

INFORMACIÓN CLASIFICADA

Captura del mail publicado por el Departamento de Estado de EEUU

Todos los correos están a disposición de quien quiera leerlos, en la web del Departamento de Estado. La prueba que pone en jaque el argumento de Clinton está, por ejemplo, en un mail que envía sobre el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, que aparece parcialmente censurado.

Como defensa, el Departamento de Estado explicó el pasado lunes que el contenido que aparece editado o eliminado -como en el del mail que se muestra en la imagen- no estaba clasificado en el momento del envío, pero sí ahora. La explicación, de momento, parece que no ha bastado para despejar las críticas de sus rivales republicanos:

"150 correos de Clinton contienen información clasificada. Más sensible teniendo en cuenta que era secretaria de Estado. Eso supone un gran problema", escribió el aspirante republicano, Donald Trump.

En la misma línea se manifestó el también republicano Jeb Bush, usando a su vez Twitter:

"La transparencia es importante, por eso publiqué mis correos en un libro electrónico sin secretismos", escribió Bush. Ahora falta por ver cómo termina de reaccionar la ciudadanía y si toda esta polémica se ve reflejada en las encuestas.

MAIL PARA ASSANGE

Captura del mail enviado a Assange

Entre su correspondencia hay muchos mails rutinarios, que Clinton intercambia con sus ayudantes y funcionarios, pero hay otros son muy destacables, que incluso la comprometen. Hay uno dirigido al fundador de Wikileaks, Julian Assange, que el entonces asesor legal del Departamento de Estado envía a la abogada de Assange. En él le acusa de "poner en peligro las vidas de incontrolables individuos".

LAS ELECCIONES EN REINO UNIDO

Los consejos de Blumenthal a Hillary Clinton

En plenas elecciones en Reino Unido del año 2010, Clinton siguió muy de cerca cómo evolucionaron. Durante esa etapa recibió mails de de Sidney Blumenthal, periodista y exayudante de Bill Clinton, que aconseja a la por entonces secretaria de Estado sobre la política británica. En esos correos no oculta su disgusto ante la salida de Gordon Brown y la nominación como primer ministro de David Cameron, a quien considera un "snob". Sobre el líder de los liberales, con quien entonces los conservadores de Cameron formaron gobierno, también tiene una opinión formada: le considera un "arrogante".

Clinton asegura que a su marido le han parecido "brillantes" los mails de Blumenthal

Clinton decide compartir estos consejos con su marido, a quien le enseña los mails, como ella misma le comenta a Blumenthal diciéndole que le han parecido "brillantes".

PROBLEMAS CON LA TECNOLOGÍA

Mail en el que Clinton pide ayuda para aprender a usar su iPad

En otro de sus mails, que en este caso intercambia con el personal de su oficina, un ayudante le informa de la llegada de su iPad. Clinton, emocionada, le pide que si podrá enseñarle a usarlo durante un viaje que realizará a Kiev la semana que viene.

Clinton pide ayuda para conectarse al Wifi

En otra ocasión, Clinton pide ayuda para poder conectarse a la red de Wifi, ya que no sabe cómo conseguirlo.

TIEMPO PARA VER SUS SERIES

Clinton quiere tiempo para ver sus series

Más allá de lo personal, hay otra cosa que los los mails que ahora han visto la luz muestran: quién es Hillary Clinton en su lado más personal, cómo es en casa y qué le gusta hacer. Así, pide a uno de sus empleados que le consiga té y leche (desnatada) para sus ratos libres y que le deje tiempo para poder ver dos series: "The Good Wife" y "Parks and Recreation".

"GEFILTE FISH"

Uno de los mails que más ha llamado la atención

Hay un mail que ha llamado especialmente la atención. Enviado por Clinton a dos de sus asesores en marzo de 2010, tiene como asunto "Gefilte Fish" y sólo lleva escrito: “¿Dónde estamos en esto?”. Al no llevar escrito nada más, este correo ha dado lugar a toda clase de especulaciones aunque tiene una explicación, que va más allá de lo cómico que pueda parecer.

Justo antes de la fiesta judía de ese año se produjo una disputa comercial. Los comerciantes estadounidenses estaban molestos ya que Israel había elevado los impuestos sobre este tipo de pescado un 12% justo en un momento en el que el cargamento tenía que ser enviado a Tierra Santa. Entonces, Clinton se comprometió a ayudar a resolver el problema. Este mail refleja que, al menos, estuvo al tanto de la evolución.

PILLALO