Huffpost Spain

Esta fotografía de una patata cuesta un millón de euros

Publicado: Actualizado:
Imprimir

A todo el mundo le encantan las patatas. Están muy buenas, son baratas y resultan tremendamente versátiles. Y, por otra parte, Kevin Abosch es un fotógrafo inigualable. Pero, por mucho que te gusten ambos, ¿estarías dispuesto a pagar nada menos que un millón de euros por el cuadro Potato #345 (201)?

Pues eso es exactamente lo que ha desembolsado por él un coleccionista, según informa la publicación Business Insider. Al parecer Abosch realizó la venta en 2015, pero lo contó en una entrevista publicada la semana pasada.

El fotógrafo logra la mayor parte de sus ingresos gracias a retratos por encargo (cuyos precios oscilan entre los 135.000 y los 460.000 euros) para famosos y peces gordos de Silicon Valley. Pero Potato #345 supone el mayor hito que jamás había logrado el artista en cuanto a precios, como informa la web Peta Pixel. Además, según esta página especializada en fotografía, aunque su precio está lejos de la foto más cara jamás vendida (Phantom, de Peter Lik, por 6,5 millones de dólares, casi seis millones de euros, en diciembre de 2014), sí que se pasa a formar parte del top 20 de las imágenes fotográficas más caras de todos los tiempos.

El afortunado nuevo dueño del célebre tubérculo es un hombre de negocios europeos que visitó la casa del fotógrafo y accedió al trato tras una cantidad de copas de vino no especificada.

"Veo ciertas similitudes en común entre los humanos y las patatas que hablan acerca de nuestras relaciones como individuos dentro de las especies colectivas", ha explicado Abosch a la CNN.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Close
47 recetas de cocina para dummies
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Este artículo fue publicado originalmente en la sección de Arte de la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés.
 

Ve a nuestra portada   Facebook   Twitter Instagram Pinterest