Huffpost Spain

Los cinco motivos por los que Brasil es el país más sensual del mundo

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Es el sitio de moda… Brasil lleva meses acaparando los titulares de los medios de comunicación del mundo entero, para bien y para mal, porque allí todo es especial. Una naturaleza exuberante, el carácter de sus gentes y la idiosincracia de su cultura son los ingredientes de un cóctel que han hecho de este país un lugar perfecto para disfrutar con los cinco sentidos y ser feliz.

Brasil exhibe orgulloso el título de ser el país más sensual del planeta y estos son los 5 motivos...

1. Sabores, aromas, colores

El universo gastronómico de Brasil es casi infinito y muy diverso, y su despensa está llena de color y frescos aromas. Especialmente de los que aportan las frutas tropicales —que solo se pueden comer allí—con las que elaboran ricos y saludables zumos, que también son indispensable en sus cócteles, con o sin alcohol.

Dos son las bebidas con las que Brasil ha conquistado el mundo: la leche de coco que, además de ser ingrediente fundamental de su cocina, es básica en la dieta de muchas modelos y actrices por su alto valor nutritivo y su bajo contenido en azúcar; y la caipiriña, un cóctel elaborado con cachaza —un licor que se obtiene de la caña de azúcar—, lima y azúcar moreno.

Inspirada en sus espectaculares fiestas, en el carácter alegre de sus gentes y en el exotismo de sus frutas tropicales nació Ballantine’s Brasil. Una nueva bebida espirituosa muy refrescante gracias al toque cítrico de la lima, con un punto de dulzor que añade la vainilla, y la sensualidad del whisky escocés a partir del que se obtiene. Perfecta para acompañar tus noches de verano…

2. Sus playas, entre las mejores del mundo

Idílicas imágenes de sus inmensos arenales bañados por el océano Atlántico seducen a los millones de turistas de todo el mundo que cada año llegan a Brasil. Muchos de ellos ocupan puestos de honor en los ranking mundiales de las playas más sobresalientes, entre ellas Baia do Sancho — en el archipiélago de Fernando de Noronha—, considerada la mejor del mundo.

Las más famosas, las de Copacabana e Ipanema, en Río de Janeiro, se han convertido en el perfecto ejemplo del modo de vida de sus gentes. Cuerpos bronceados y bien torneados luciendo coloridos bikinis —en ellas se popularizó en la década de los 70 el bikini-tanga—no solo disfrutan del sol y de los baños. Las playas son punto de encuentro donde escuchar música, bailar, hacer deporte y ser feliz.

3. El baile más seductor

El carácter cálido de sus gentes ha convertido el baile en la máxima expresión de su sensualidad gracias al contoneo de sus caderas y al erotismo de sus coreografías. Incluso la capoeira, un arte marcial —declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO— de rápidos y complicados movimientos, tiene más de coreografía de baile que de lucha.

Dos de sus bailes han traspasado fronteras: la tradicional samba, de origen africano, que tiene uno de sus mejores y más fieles seguidores en Japón; y la lambada, el baile más caliente de Brasil. La canción Chorando si foi fue un éxito mundial en 1989; 20 años más tarde, en 2011, Jennifer López lo utilizó como base de su tema On the floor, que interpretaba junto al cantante Pit Bull.

La especial forma de mover el cuerpo de los brasileños contagia a todo el mundo… Y este verano, el músico Sky Adams y la estrella brasileña Alexxa han unido sus fuerzas en una pegadiza canción que todos vamos a bailar y que será uno de los éxitos musicales del año, Brasil Shake (#BrasilShake).

4. La música, ritmos dulces y seductores

Si la danza está indisolublemente unida a Brasil, lo mismo pasa con la música. Inherente a la naturaleza brasileña, sus canciones y ritmos son uno de sus grandes valores culturales. Desde la música popular, claramente influida por sonidos autóctonos y africanos, hasta los ritmos seductores y dulces de la mundialmente conocida bossa nova, la banda sonora de este país es de lo más variada.

Caetano Veloso, cantautor miembro del movimiento artístico Tropicalismo; Roberto Carlos, conocido por sus baladas; o Toquinho, y su famosa canción tantas veces versionada Aquarela, son algunos de los músicos brasileños de fama internacional. Más recientemente, Michel Telo, con su pegadiza Ai Se Eu te Pego, Daniella Mercury y Carlinhos Brown han irrumpido en el panorama musical de nuestro tiempo con contagiosas y bailables canciones.

via GIPHY

5. Fiesta 365 días al año

La calle, un grupo de amigos, buena música, bebida y comida… Los propios brasileños lo reconocen: sus vidas son casi una fiesta continúa. La espontaneidad y el carácter extrovertido de sus gentes lo transforma todo en alegría y celebración, aunque la fecha no esté señalada en rojo en el calendario.

Y la fiesta por excelencia no es otra que el Carnaval. Aunque se celebra en todo el país, el de Salvador de Bahía, la apodada Ciudad de la Alegría, dicen que es una de las mayores fiestas del mundo. A diferencia del de Río de Janeiro, que los sambódromos son el centro neurálgico del festejo, éste se celebra en las calles donde, durante seis días, se suceden desfiles de batucadas, escuelas de samba y bandas de música. Todo un espectáculo para el que se preparan durante todo el año.

via GIPHY