INTERNACIONAL

Trump nombra a Neil Gorsuch, conservador y a favor de la pena de muerte, para el Supremo

01/02/2017 08:14 CET | Actualizado 01/02/2017 12:02 CET
REUTERS

El presidente de EEUU, Donald Trump, eligió este martes al juez conservador Neil Gorsuch, conocido por su estricta interpretación de la Constitución, para ocupar un cargo vitalicio en el Tribunal Supremo, lo que inclina hacia la derecha la composición de la máxima instancia judicial del país.

Gorsuch, de 49 años, es un juez de impecable currículum y notable prestigio en los círculos judiciales de la derecha cristiana, que necesitará el visto bueno del Senado si quiere convertirse en el noveno integrante del Tribunal Supremo y otorgar de nuevo una mayoría conservadora a la corte.

"El juez Gorsuch tiene extraordinarios conocimientos legales, una mente brillante y una tremenda disciplina", aseguró Trump al hacer su anuncio desde la Casa Blanca.

De ser confirmado en el Senado, donde deberá convencer a al menos ocho demócratas para superar una primera votación en el pleno, Gorsuch ocupará la vacante que dejó en el Supremo el juez Antonin Scalia, que falleció en febrero de 2016 y dejó la corte dividida entre cuatro jueces conservadores y cuatro progresistas.

"La imagen y el genio (de Scalia) estuvieron en mi mente durante todo el proceso de toma de decisión", afirmó Trump.

"ORIGINALISMO"

Igual que Scalia, Gorsuch es un firme defensor del "originalismo", una doctrina judicial según la cual la Constitución de EEUU debe interpretarse como lo harían sus autores del siglo XVIII y no conforme a los cambios de la sociedad actual.

"Aquí de pie, en esta casa llena de historia, y consciente de todas mis imperfecciones, prometo que si me confirman haré todo lo que está en mi poder para ser un fiel servidor de la Constitución y de las leyes de este gran país", dijo Gorsuch durante su acto de nombramiento en la Casa Blanca.

Aunque se le considera más conservador que tres de los jueces de inclinación derechista en el Supremo -Anthony Kennedy, John Roberts y Samuel Alito-, Gorsuch es más moderado que el cuarto de esa bancada, Clarence Thomas, según expertos en la corte.

Como juez de la Corte de Apelaciones del Décimo Circuito, Gorsuch se ha opuesto firmemente a la eutanasia y el suicidio asistido y ha defendido tanto la pena de muerte como la libertad religiosa de los individuos por encima de las regulaciones del Gobierno.

Gorsuch nunca ha emitido una sentencia sobre el aborto, pero sí ha asegurado que no hay ninguna "base constitucional" que respalde la idea de que debe darse prioridad a la libertad de elección de la madre por encima de la vida del bebé.

Esas posturas le merecieron hoy críticas de destacados demócratas, como el líder del partido en el Senado, Chuck Schumer, y el senador de mayor rango en el Comité Judicial, Patrick Leahy, que prometieron un debate "exhaustivo" sobre la nominación de Gorsuch.

"El juez Neil Gorsuch tiene la responsabilidad de probar que su ideología y opinión legal no son extremas", indicó Schumer al expresar en un comunicado sus "serias dudas" sobre el candidato de Trump debido a su historial de "hostilidad hacia los derechos de las mujeres" y su interpretación "ideológica de la jurisprudencia".

IRRITACIÓN

La oposición demócrata está todavía irritada por la decisión de los líderes republicanos en el Senado de no dar ni siquiera una audiencia al nominado para el Supremo por el entonces presidente Barack Obama, el juez Merrick Garland, que fue ignorado por los conservadores con el argumento de que no tenía sentido aprobarlo en un año electoral.

Trump, por su parte, presentó a Gorsuch como un juez de historial irreprochable que ha recibido el apoyo de representantes de ambos partidos, como demuestra el hecho de que fuera confirmado de forma unánime por el Senado para su puesto actual en el Tribunal de Apelaciones del Décimo Circuito.

El mandatario defendió que Gorsuch, formado en las prestigiosas universidades de Harvard, Columbia y Oxford, "podría haber tenido cualquier trabajo en cualquier despacho de abogados por cualquier cantidad de dinero, pero lo que quería era ser un juez, tomar decisiones y hacer cumplir las leyes y la Constitución".

"Mi única esperanza es que los demócratas y los republicanos puedan unirse, por una vez, por el bien del país", afirmó Trump.

Dada la avanzada edad de algunos de los miembros del Supremo, es posible que Gorsuch no sea el único juez que Trump nomine para el tribunal durante su presidencia, lo que le confiere la poderosa oportunidad de moldear la máxima instancia judicial durante décadas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Donald Trump será destituido, pero ¿cuándo?

- 7 lecciones que Donald Trump debería aprender de 'Buscando a Dory'

- El Gobierno critica los "gritos y estridencias" contra Trump

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

OFRECIDO POR NISSAN