INTERNACIONAL

El vicepresidente de EEUU exige a Europa que aumente este año el gasto militar

20/02/2017 13:11 CET | Actualizado 20/02/2017 18:06 CET

La visita del vicepresidente de EEUU, Mike Pence, a Bruselas, era necesaria. Lo era más que nada porque en la UE hay, desde la elección de Donald Trump como nuevo presidente del país, cierta inquietud. EL nuevo líder estadounidense no ha escatimado en críticas al club de los 27 y eso no ha gustado entre sus homólogos europeos. Tanto, que incluso el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, había escrito una carta alertando de los riesgos de la nueva administración. Ahora Pence ha llegado a territorio bruselense con la intención de limar asperezas. Y transmitir tranquilidad: "El presidente me ha pedido que viniera aquí a Bruselas para dar compromisos adicionales. Tenemos un compromiso fuerte de continuar nuestra colaboración con la UE. Compartimos valores y propósitos. Continuaremos comprometidos”, ha recalcado Pence en una comparecencia conjunta con Tusk.

Más allá de esa tranquilidad, Pence también ha llegado con un mensaje para la OTAN: les ha dado de plazo hasta finales de 2017 para que Canadá y los aliados europeos hagan "progresos reales" en su contribución financiera y el reparto de cargas en la Alianza. Y ha transmitido este mensaje en plena sede de la OTAN: "El presidente (de EEUU, Donald Trump) y el pueblo estadounidense esperan que nuestros aliados mantengan su promesa y hagan más por nuestra defensa común". Así lo ha dicho tras reunirse con el secretario general de la organización, Jens Stoltenberg.

Previamente, durante su encuentro con Tsuk, Pence ha reiterado el "fuerte compromiso" del presidente estadounidense, Donald Trump, con la Unión Europea (UE), y ha garantizado que su país será un "socio total" en la lucha contra el terrorismo. "En nombre del presidente Trump expreso el fuerte compromiso de EEUU con una cooperación continuada y asociación con la Unión Europea".

Sean cuales sean las diferencias entre nuestros dos continentes, compartimos la misma herencia, los mismos valores

"Sean cuales sean las diferencias entre nuestros dos continentes, compartimos la misma herencia, los mismos valores, y por encima de todo el mismo propósito de promover la paz y la prosperidad a través de la libertad, la democracia y el Estado de derecho", ha agregado.

A Tusk esto parece haberle calmado o al menos ha captado el mensaje. Así, dice que ha recibido “palabras prometedoras” de parte de Pence y ha justificado su contundencia respecto a Washington con este razonamiento: “He compartido nuestras preocupaciones y nuestras esperanzas. Teniendo en cuenta que soy un europeo proamericano incorregible, me podía permitir aún más ser franco con la nueva Administración”.

Es más, el presidente del Consejo Europeo ha asegurado que "todos necesitábamos verdaderamente esta reunión" y ha pedido la unidad de la comunidad occidental ya que a su juicio, "estar divididos es el preludio de la caída". "Es por nuestro interés el evitar la desintegración de Occidente. En nuestro continente, en ese sentido no hemos inventado nada mejor que la Unión Europea", ha enfatizado. Además, ha recalcado que la cooperación transatlántica y con la OTAN debe ser "lo más estrecha posible", y ha afirmado que la Alianza Atlántica "no está obsoleta". Toda una declaración de intenciones que Pence tendrá que recoger y transmitir a Trump.

LA NUEVA ETAPA

En el plano comercial, Pence ha asegurado que "hoy renovamos nuestro compromiso con unas economías libres, justas y florecientes". "Mantener y reforzar nuestra vitalidad económica requerirá elecciones duras pero necesarias; un crecimiento renovado significa mejorar la paz y la prosperidad para todos", ha indicado.

Pence ha dicho además que "debemos ser fuertes y estar unidos para confrontar las amenazas a la seguridad y estabilidad de Europa". En este contexto se ha referido a los atentados terroristas que en marzo de 2016 dejó 33 víctimas mortales en Bruselas: "Sus perdidas a manos de terroristas bárbaros se sienten igual en cada alma y corazón de EEUU, y tienen nuestras condolencias y determinación de seguir haciendo todo lo que podamos, en asociación con la UE y todos nuestros aliados en Europa, para garantizar que nunca vuelva a pasar".

pence

Pence durante su rueda de prensa en Bruselas

Así, ha pedido a la comunidad internacional unirse a EEUU para intensificar la lucha contra el terrorismo, lo que requerirá compartir más inteligencia entre países de la UE y entre estos y la OTAN. "EEUU está comprometido a continuar y seguir expandiendo la colaboración en defensa colectiva", ha subrayado, y ha apuntado que su país será un "socio total" en la lucha global contra el terrorismo.

También ha defendido la soberanía e integridad territorial de los países en Europa, y ha señalado que EEUU seguirá considerando a Rusia "responsable" de la crisis en Ucrania.

LA AGENDA EN BRUSELAS

Tras la reunión con Tusk, ha sido el turno para el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, que ha afirmado ante el vicepresidente de Estados Unidos que no es momento de crear "división" entre la Unión Europea y EEUU.

pence

Pence y Juncker este lunes en Bruselas

"Abordaremos asuntos que a veces pueden dar la impresión de crear divergencias. No creo que sea momento de dividir a la UE y EEUU. Somos socios desde hace tantas décadas en el mundo, la estabilidad global depende fuertemente de las buenas relaciones entre EEUU y la UE", ha indicado Juncker ante la prensa junto a Pence antes de iniciar una reunión bilateral.

No es momento de que Europa se divida a sí misma en antiguas categorías provinciales nacionales

"No es momento de que Europa se divida a sí misma en antiguas categorías provinciales nacionales, sino que permanezca unida frente a asuntos globales", ha agregado.

El político luxemburgués ha celebrado que el vicepresidente estadounidense escogiera Europa para llevar a cabo su primer viaje al extranjero, y ha asegurado que EEUU "necesita una UE fuerte, unida en todos los asuntos posibles".

En particular, se ha referido a la defensa, área en la que "queremos acelerar nuestros propios esfuerzos", incluyendo el gasto en defensa pero también la ayuda humanitaria y al desarrollo. En ese sentido, ha considerado que las relaciones económicas entre la UE y EEUU "tienen una importancia enorme".

"La economía estadounidense es más dependiente de los intercambios con la UE de lo que algunos en EEUU puedan pensar", ha sentenciado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Los primeros 100 días de Trump en la Casa Blanca

- -Cuáles son las medidas económicas de Donald Trump que tanto asustan a los mercados

- -Bienvenidos a la era Trump: estos son sus planes para EEUU

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter