INTERNACIONAL

Entrevista con Charles Tannock: "Los Putin del mundo van a estar muy contentos con el Brexit"

Eurodiputado del Partido Conservador británico y contrario al Brexit

29/03/2017 21:55 CEST | Actualizado 29/03/2017 21:55 CEST

Hoy es un día triste para Charles Tannock (Aldershot, Reino Unido, 1957). Como tantos británicos que no quieren marcharse de la Unión Europea, Tannock contempla impotente cómo el barco británico ha comenzado a zarpar de la Unión. Para simbolizar su tristeza, se ha puesto una corbata negra. Está de luto. Tannock es eurodiputado del Partido Conservador británico, del mismo que la primera ministra Theresa May, pero a diferencia de ella se resiste a pensar que este proceso vaya a ser beneficioso, ni para su país, ni para Europa. Tannock ha conversado con El Huffington Post en el Parlamento Europeo en Bruselas.

Tannock es uno de los 73 eurodiputados que a día de hoy pertenecen al Parlamento Europeo. Esta será, salvo que mucho cambien las cosas, su última legislatura. Sus pensiones, como la de tantos otros británicos y europeos que han trabajado en Reino Unido y en Europa están ahora en el aire. Tannock ha conversado con El Huffington Post en el Parlamento Europeo en Bruselas a las pocas horas de que Theresa May comunicara oficialmente a la Unión Europea su decisión de salida.

La voz de Tannock da una idea de la gran división que hay en la sociedad británica y también dentro del propio Partido Conservador. Y no se muerde la lengua para denunciar el proceso de salida que hoy ha comenzado: "No veo nada positivo en esto, es un hecho destructivo, un acto bastante egoísta que va a debilitar tanto a Europa como al Reino Unido. Los Putin del mundo, los tiranos, van a estar muy contentos con este proceso".

Tannock se ha mostrado muy crítico con la decisión de Theresa May de no garantizar los derechos de los 3,2 millones de europeos que viven en Reino Unido. Según cuenta, le pidió a May que lo hiciera pero ella no quiso. "Un ser humano nunca debería ser un pedazo para negociar. Estoy casado con una europea y ella está muy enfadada con esta hostilidad que se siente en la prensa nacional".

Los europeos son una fuerza de trabajo fundamental para el desarrollo de la economía británica. Si muchos de ellos no se sienten en casa, se marcharán, asegura. "La paradoja es que tendremos que buscar inmigrantes de África y Asia para reemplazarles. No creo que los británicos votaran para reemplazar la inmigración europea por la del tercer mundo".

Tannock cree que el proceso del Brexit es irreversible. "El 30 de marzo de 2019 estaremos fuera de la Unión Europea". Lo que sí espera es que la posición de su Gobierno cambie y no siga tratando de llevar un Brexit duro adelante, ya que tendrá consecuencias muy graves para su economía.

"Yo tengo mucha suerte. Tengo también pasaporte irlandés y voy a sobrevivir como ciudadano europeo". Sobre su futuro político – su última legislatura como eurodiputado británico concluirá en mayo de 2019 – termina sugiriendo, medio en broma medio en serio, que quizás un día pueda ser eurodiputado electo por otro país europeo. "Ese sería mi sueño".