INTERNACIONAL

Temer descarta dimitir tras el escándalo sobre la supuesta compra del silencio de un diputado

El diario 'O Globo' ha publicado este jueves una información que ha provocado una grave crisis política en Brasil

18/05/2017 21:42 CEST | Actualizado 18/05/2017 21:53 CEST
REUTERS

El Tribunal Supremo de Brasil ha aprobado este jueves la apertura de una investigación contra el presidente del país, Michel Temer, después de que se difundiera una grabación en la que éste autoriza un pago al expresidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha para comprar su silencio.

El mandatario brasileño ha negado las acusaciones de obstrucción a la justicia y corrupción. "No dimitiré, sé lo que hice", ha alegado Temer en una comparecencia en la que ha reclamado una investigación exhaustiva y rápida sobre las sospechas que se ciernen sobre él.

El diario O Globo informó el miércoles por la noche de que Temer se reunió en marzo con Joesley Batista, el presidente de la empresa cárnica JBS SA, que creció rápidamente en los trece años en que el Partido de los Trabajadores estuvo al frente del Gobierno, en parte gracias a los créditos a bajo coste concedidos por el banco nacional de desarrollo.

Batista grabó una conversación en la que supuestamente discutía con Temer sobre la realización de unos pagos ilegales al encarcelado expresidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, también miembro del PMDB, para convencerle de que no testificara en un caso de corrupción. Tres personas con conocimiento directo de la investigación han dicho que la información de O Globo es cierta.

El Gobierno ya ha solicitado al Tribunal Supremo las grabaciones íntegras y Temer ha insistido en que no tiene nada que ocultar. En este sentido, ha asegurado que nunca permitió que nadie efectuase pagos en su nombre a Cunha.

Estas acusaciones son la última parte de una investigación desarrollada desde hace tres años sobre los sobornos pagados por las principales empresas constructoras de Brasil para conseguir contratos con la estatal Petrobras y con otras firmas públicas.

Temer asumió el mando del país sudamericano a finales de agosto de 2016, después de que la anterior presidenta, Dilma Rousseff, fuese apartada del cargo por el Parlamento por irregularidades presupuestarias. La sombra de un nuevo 'impeachment' se cierne sobre el actual dirigente, que teme las repercusiones que las acusaciones constantes pueda tener para la recuperación económica.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

-Una supuesta grabación en la que Temer autoriza a comprar a un diputado sacude Brasil

OFRECIDO POR NISSAN