POLÍTICA

Rajoy promete "inteligencia" frente al "disparate" de la Generalitat

El presidente, sobre el 1-O: "Es una estafa a la democracia"

04/09/2017 13:08 CEST | Actualizado 04/09/2017 14:49 CEST

Mensaje desde Madrid a Barcelona. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha garantizado que el Ejecutivo actuará con "proporcionalidad, inteligencia, tranquilidad y firmeza" ante el "disparate" que augura que pretenden cometer esta semana los independentistas al aprobar la ley del referéndum.

Rajoy, en su intervención en la reunión de la Junta Directiva Nacional del PP, la primera del nuevo curso político, ha asegurado que seguirá hablando con otras fuerzas políticas para hacer frente al reto soberanista y ha lamentado que no haya nadie en la Generalitat con capacidad de liderazgo para plantear la necesidad de reflexionar sobre lo que pretenden hacer. "Es una estafa a la democracia", ha apostillado.

El jefe del Ejecutivo ha explicado que se teme que, en un día, los independentistas pretendan que la Mesa del Parlament califique la ley del referéndum, la incluya en el orden del día del pleno, no admita enmiendas de la oposición y no permita consultar al Comité de Garantías Estatutarias, y, después, en esa misma jornada, aprobar la ley y convocar la consulta.

Tras calificar esa pretensión de "disparate", ha llamado la atención sobre el hecho de que se intente impedir el derecho de debate a la oposición, algo que ha subrayado que no ha pasado nunca en España desde que se recuperaron las libertades democráticas.

"Ese es el legado que algunos van a dejar de su actividad", ha añadido el jefe del Gobierno, quien ha insistido en que el Gobierno no va permitir que haya ilegalidad alguna y que se atente contra la Constitución.

Rajoy ha reprochado a los dirigentes independentistas que se hayan negado al diálogo en todo momento.

Además ha advertido de que, en su "huida hacia adelante", los independentistas están demostrando que "desconfían unos de otros".

SOBRE LA CUP: "UN DISPARATE TODAVÍA MAYOR"

También ha criticado el poder que se le ha dado a la CUP ofreciéndole en su momento "la cabeza de Artur Mas", uno de los mayores disparates que asegura haber visto en su vida política, y dejándoles ahora "dirigir el proceso", un "disparate todavía mayor".

No se ha olvidado Rajoy de reiterar que en este tiempo el Ejecutivo ha atendido en todo momento las necesidades de Cataluña, ha evitado la quiebra de la comunidad, la ha ayudado a financiarse cuando los mercados no querían hacerlo y ha pagado a los proveedores que no cobraban de la Generalitat.

MIRANDO A LAS ELECCIONES DE 2019

En su discurso, el líder del PP también ha puesto en valor la unidad de mensaje de los 'populares', sobre todo en un momento como éste.

Y ha explicado que la dirección nacional del partido prepara un amplio plan de actividades que tiene como objetivo "fortalecer" al PP, mantener esa unidad y cohesión en el mensaje y garantizar la presencia de la organización en la sociedad, así como mejorar su coordinación.

Tras subrayar que se abre una nueva etapa con "una fecha en el horizonte", mayo de 2019, cuando está previsto se celebren las elecciones europeas, autonómicas y locales, Rajoy ha pedido a todos "la máxima dedicación y esfuerzo" para llegar a esa meta.

Ha abierto así oficialmente la carrera de las candidaturas al pedir a los suyos que "desde ya" empiecen a pensar en los nombres que deben encabezar las listas para batallar por los gobiernos autonómicos y municipales.

Como ya hizo el sábado en la interparlamentaria del PP, ha prometido que no se aprobará un nuevo sistema de financiación autonómica sin el consenso, al menos, con el PSOE, dado que son los dos partidos que gobiernan en más comunidades, y ha recordado a los socialistas que tienen una "responsabilidad compartida" para llegar a un acuerdo sobre esta importante reforma.

Igualmente ha reclamado a todas las fuerzas políticas la "máxima responsabilidad" y esfuerzo para pactar una reforma del sistema de pensiones que permita garantizar estas prestaciones durante décadas.

También ha prometido que el Gobierno volverá a hablar "con todo el mundo" en su búsqueda de apoyos para sacar adelante las cuentas del Estado de 2018.

Ha insistido, eso sí, en que hay que seguir controlando el gasto público porque ha quedado demostrado que no se puede "tirar la casa por la ventana" cuando hay una mejora económica.

Mariano Rajoy ha vuelto, por otra parte, a hacer una llamada a la unidad de todos los demócratas en la lucha contra el terrorismo, una labor ante la que ha destacado la eficacia y el crédito de las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Y ha criticado la "salud moral" de quienes utilizaron la manifestación de Barcelona para algo que "nada tiene que ver" con la lucha contra el terrorismo ni con la defensa de las víctimas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- 21 cosas que no sabías de Carles Puigdemont

- 29 cosas que no sabías de Mariano Rajoy