TENDENCIAS
17/11/2017 16:10 CET | Actualizado 19/11/2017 11:40 CET

La gripe: qué debes saber y cómo puedes prevenirla

Después de leer esto correrás a vacunarte.

PeopleImages via Getty Images

Si aún no te has vacunado contra la gripe y te estás preguntando si merece la pena hacerlo, estás en el lugar adecuado.

Este año la temporada de la gripe empieza antes que de costumbre y muchos expertos están pidiendo especialmente a los niños, a las embarazadas y a los ancianos, que se vacunen contra la gripe (el mejor método para prevenir la gripe y la propagación del virus).

"Queremos recordar a la gente que se acerca la temporada de la gripe y que lo ideal sería vacunarse antes de que comience ya que el cuerpo tarda dos semanas en desarrollar la inmunidad", cuenta a Ottawa Citizen el Dr. Genevieve Cadieux, oficial médico de salud en Ottawa Public Health.

Según Citizen, a lo largo del año pasado se dieron 617 casos confirmados de gripe en Canadá. En España, durante la temporada 2015-2016 se notificaron 3.101 casos graves hospitalizados por gripe.

La temporada de gripe está aquí. No te pierdas las reuniones familiares. Protégete a ti y los tuyos poniéndote la vacuna.

Pese a que en Canadá las vacunas sólo fueron efectivas en un 42% de los casos durante las últimas dos temporadas de gripe, sigue siendo importante vacunarse contra el virus para protegerse a uno mismo y a aquellas personas con las que se entra en contacto.

"Aunque sólo surta efecto en un 50% de los casos, eso implica que tienes la mitad de posibilidades de contraer la gripe. En cambio, si no te vacunas y entras en contacto con el virus tienes un 100% de posibilidades de contraerla, más o menos. De modo que la vacuna es la mejor protección contra la gripe", apunta Cardieux.

¿No estás seguro de si vacunarte? Bueno, lee estos datos sobre la gripe y quizá cambies de opinión.

fstop123 via Getty Images

¿Qué es la gripe?

Según los Centros canadienses de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) la gripe es una enfermedad respiratoria contagiosa causada por virus. Es diferente al resfriado común, aparece de forma repentina y puede ser moderada o grave, de hecho, en algunos casos incluso puede ser mortal.

¿Cómo se contrae?

La gripe es contagiosa y las personas que la tienen pueden pegársela a otras personas que se encuentren a algo menos de dos metros, según señala el CDC. Los expertos creen que los virus se contagian mediante las gotas que se crean cuando las personas con gripe tosen, estornudan o hablan. Cuando esas gotas entran en contacto con la boca o la nariz de otras personas o se inhalan, se corre el riesgo de contraer la enfermedad.

También es posible contraer la gripe al tocar un objeto que tenga el virus y después tocarse la nariz o la boca. Por eso es tan importante lavarse las manos con frecuencia.

Por otro lado, es muy fácil contagiárselo a otras personas debido a que las personas infectadas pueden contagiar a otras el día antes de mostrar síntomas. Quizá ni tú mismo sabes que estás enfermo. Esto ocurre también una vez pasada la enfermedad, las personas con gripe puede pegarle el virus a otras hasta cinco o siete días después de enfermar.

Dean Mitchell via Getty Images

¿Quién puede contraerla?

Cualquiera puede contraer la gripe, pero los ancianos —entre 55 y 60 años—, las personas con un sistema inmune débil, los niños y las embarazadas son más susceptibles a contraerla.

¿Cuáles son los síntomas?

Según el CDC, las personas con la gripe pueden mostrar algunos de estos síntomas:

  • Fiebre o escalofríos
  • Tos
  • Irritación de garganta
  • Goteo o congestión nasal
  • Dolor corporal
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Vómitos y diarrea (más frecuentes en niños)

Gripe vs resfriado

Tendemos a pensar que la gripe y un resfriado son lo mismo, ya que tienen síntomas parecidos; no obstante, la gripe puede conllevar problemas de salud mucho más graves, según como señala la página web del Gobierno de Ontario (Canadá).

Cuando tienes un resfriado no tienes fiebre o sientes fatiga (al menos no la mayoría del tiempo). Mientras que la gripe puede provocar una neumonía o un fallo respiratorio e incluso poner en peligro tu vida, los únicos problemas derivados de un resfriado son la congestión nasal y el dolor de oídos.

Getty Images

¿Cómo se puede prevenir?

Lo hemos dicho antes y lo repetimos ahora: lávate las manos con frecuencia. Puede sonar sencillo y, de hecho, lo es: lavarse las manos con jabón y agua durante al menos 15 segundos ayuda a prevenir la propagación del virus, que puede sobrevivir en tus manos durante un máximo de tres horas. Eso nos lleva al siguiente punto: no te toques la cara y la boca. ¿Recuerdas esas gotas de las que hablamos antes? Pues no las ayudes a entrar dentro de ti.

Otra medida muy importante que debes recordar es la de cubrir tu boca cuando tosas o estornudes. De este modo se puede prevenir la propagación del virus en caso de que ya lo hayas contraído. No quieres conseguir que toda tu oficina enferme, ¿verdad? Y, si estás en la oficina, acostúmbrate a limpiar todas las superficies que hayas usado. Así, si tienes el virus —muestres o no síntomas— no estás contagiando a otros compañeros.

En último lugar, si estás enfermo, hazles un favor a tus compañeros y quédate en casa. Aprovecha esos días libres para descansar mucho.

Getty Images

¿Cómo se trata la enfermedad?

Si tienes gripe, el mejor tratamiento es quedarte en casa y descansar. Es una excusa genial para volver a ver la segunda temporada de Stranger Things.

El gobierno de Ontario recomienda beber muchos líquidos —preferiblemente agua y evitar la cafeína y el alcohol—, usar una botella de agua caliente o una almohadilla térmica para aliviar el dolor muscular, tomar un baño caliente, chupar pastillas para aliviar el dolor de garganta o usar un spray para la nariz congestionada. Si quieres tomarte un analgésico habla primero con tu doctor para que te recomiende un medicamento que se adapte a ti.

¿Cuándo debería plantearme visitar al médico?

Hablando de médicos... si pasados unos días no experimentas mejoría, empeoran tus síntomas o perteneces a uno de los grupos de alto riesgo (ancianos, embarazadas, niños o personas con enfermedades respiratorias) pide cita para tu médico de cabecera lo antes posible.

¿Quién debería vacunarse contra la gripe?

Todas las personas a partir de los seis meses de edad deberían vacunarse contra la gripe, pero existen ciertos grupos de personas que deberían estar obligadas a hacerlo ya que tienen mayor riesgo de enfrentarse a problemas de salud graves en caso de contraerla. Estos grupos son los ancianos, las personas con un sistema inmunitario débil, y las mujeres embarazadas.

Estas personas no sólo son más susceptibles a contraer el virus, sino que sus efectos también pueden ser más graves.

Getty Images/iStockphoto

Con la edad, llega un punto en el que el sistema inmune empieza a debilitarse. Los ancianos son más susceptibles que los jóvenes, por lo que cualquier persona de entre 55 y 60 años debería vacunarse. "El problema con los niños y los ancianos es que, en caso de contraer la gripe, las consecuencias pueden ser mucho más graves debido a un sistema inmune débil", cuenta al Halifax Citizen Adam Somers, farmacéutico en Almon Street Shoppers Drug Mart en Halifax (Canadá).

Somers también señala que es aconsejable que las mujeres embarazadas se vacunen. "Siempre les digo a las personas que no sólo pueden vacunarse, sino que deben hacerlo. Es muy importante para su sistema inmune, pero también para el feto en desarrollo. Muchos médicos lo recomiendan", explica el farmacéutico.

Dónde vacunarse

Puedes encontrar la vacuna en la mayoría de farmacias y puedes ponértela en los centros de salud y en tu propio médico de cabecera.

Getty Images/Collection Mix: Subjects RF

Mitos sobre la vacuna de la gripe

Para empezar, la vacuna de la gripe no hará que contraigas la gripe. Lo máximo que le puede ocurrir a una persona que se vacune es que experimente molestias, enrojecimiento, sensibilidad o inflamación en el lugar de la inyección, señala el CDC. Otros efectos secundarios pueden ser fiebre baja y dolor de cabeza o muscular.

En segundo lugar, el hecho de vacunarte no implica que ya estés a salvo para el resto de tu vida. Debes vacunarte contra la gripe todos los años antes de que comience la temporada, incluso aunque el virus no haya cambiado.

"Esto se debe a que la inmunidad que tiene una persona gracias a la vacuna se reduce con el paso del tiempo, de modo que es necesaria una vacuna anual para conseguir una protección óptima contra la gripe", señala el CDC.

Por último, deberías vacunarte contra la gripe aunque seas un adulto sano. Este virus puede afectar a cualquier persona independientemente de su estado de salud. Plantéatelo de esta forma: no sólo te estás protegiendo a ti mismo, sino que también estás protegiendo a los demás al no contagiarles la enfermedad.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Canadá y ha sido traducido del inglés por María Ginés Grao.

MÁS SERIES