BLOGS

Partidos y líderes en Andalucía

11/03/2015 07:43 CET | Actualizado 10/05/2015 11:12 CEST

En el sondeo preelectoral sobre Andalucía publicado por el Centro de Investigaciones Sociológicas, los medios de comunicación se han centrado, como no podía ser de otra manera, en las respuestas que llevan más directamente a la proyección de escaños en la Asamblea andaluza. Sin embargo, hay otras preguntas y respuestas en las que merece la pena detenerse.

Un par de ellas intentan abordar la relación entre liderazgo y partido, si los ciudadanos ven a uno por encima del otro. Veamos: el 33,6% de los consultados opina que el PSOE tiene los mejores líderes en Andalucía; el 29,3%, que es el partido más capacitado para gobernar Andalucía. Lectura: el liderazgo del PSOE está por encima de la imagen del partido. En el PP se da la relación opuesta: el 9,4% opta por el líder, mientras que el 11,3% lo hace por el partido. En Podemos, 5,6% frente a 7,2%: la imagen del partido por encima de la imagen de sus líderes (o lideresas). En lo que hay coincidencia de resultados es en el porcentaje (27%) de quienes opinan que ningún partido tiene buenos líderes o está capacitado para gobernar Andalucía.

En esa lectura conjunta de las dos preguntas, cuando la desglosamos entre votantes anteriores de los distintos partidos, hay una tendencia a la convergencia en las respuestas. Algo que no ocurre entre los votantes del PP, ya que el 51% mantiene que es el partido más capacitado para gobernar. Sin embargo, sólo el 38% que tiene los mejores lideres; mientras que el 14% de esos mismos votantes opina que los mejores líderes los tiene el PSOE. Parece que algo habrá hecho mal el dúo Cospedal-Rajoy en la selección de candidatos. De hecho, hay un 19% de esos votantes que aún duda si votar al propio PP o al PSOE, mientras que un 12% duda entre el PP o Ciudadanos.

Otra posibilidad interesante es aproximarse a la observación de qué fuerzas políticas "viejas" se alimentan los nuevos operadores políticos. El 21% de los que tienen intención de votar a Podemos vienen de Izquierda Unida. De hecho, sólo el 30% de los anteriores votantes de IU volverían a votar a la misma formación. Algo que huele a derrumbe de los rojiverdes. El 36% de los simpatizantes de Podemos en la comunidad les viene del PSOE. Más de un 5% llega del PP, a pesar de la aparente distancia ideológica entre una y otra formación.

En el caso de Ciudadanos, casi la mitad de sus votantes (46%) les viene del PP. Algo coherente con el distanciamiento de los ciudadanos del partido de Rajoy y su propuesta en Andalucía. El 18% les llega del PSOE. Entre los dos partidos, Podemos y Ciudadanos, arrancan un 15% al bipartidismo andaluz.