POLÍTICA
23/08/2012 18:05 CEST | Actualizado 23/10/2012 11:12 CEST

El ministro del Interior instó al propietario del palacio de Moratalla a denunciar la ocupación de los jornaleros

EFE

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha acusado al dueño del palacio de Moratalla de connivencia con los jornaleros del SAT que ocuparon su finca el pasado martes. "Es una superchería", ha dicho Fernández Díaz, visiblemente enfadado con quienes acusan a Interior de no hacer nada para desalojarles.

"No ha habido ocupación. Desde el primer momento se le instó [al propietario] a presentar la denuncia. Sin ella y la orden de desalojo, la Guardia Civil no puede proceder al desalojo", ha asegurado el ministro. Según Fernández Díaz, "la propiedad dijo que los jornaleros podían bañarse" y "hasta siete horas después" no presentó denuncia alguna.

"Si hay connivencia, que se sepa", ha dicho el titular de Interior, que ha acusado al propietario de Moratalla de jugar "con la Policía, con el Estado de Derecho y con la imagen de España".

Fernández Díaz ha admitido haber instado al propietario a presentar la denuncia. "Hice que se contactar con él y que se le dijera que, si había ocupación, que presentara denuncia, pero que con la imagen de España no se jugaba", ha asegurado.

Fue a las 19:30, según asegura el ministro, cuando el propietario presentó una primera denuncia por el corte de una de las vallas, y una hora después otra instando al desalojo de la finca. Fernández Díaz ha explicado que la orden no llegaría hasta el día siguiente, pero que no se produjo el desalojo porque los jornaleros "ya sa habían marchado pacíficamente".

El ministro ha acusado a los jornaleros y al alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo, de "dañar la imagen de España de manera terrible". Sobre el diputado andaluz, Fernández Díaz ha dicho que "tiene inmunidad parlamentaria", al ser aforado, pero que "una cosa es inmunidad y otra impunidad". "No me parece a mí que asaltar supermercados tengan que ver con la vida parlamentaria".

Sánchez Gordillo ha explicado esta tarde en una entrevista con LaSexta, que llegaron a un acuerdo con el propietario para que no denunciara. Sobre su inmunidad parlamentaria, el propio Sánchez Gordillo dijo renunciar a ser aforado para que se le pudiera juzgar como a cualquier ciudadano.

Photo gallery El asalto del supermercado de Écija See Gallery

ESPACIO ECO