INTERNACIONAL
16/11/2012 13:52 CET | Actualizado 16/11/2012 16:43 CET

XXII Cumbre Iberoamericana de Cádiz: ¿Qué objetivos buscan los países latinoamericanos?

EFE

La XXII Cumbre Iberoamericana arranca este viernes en Cádiz con el objetivo principal de que los líderes de América Latina, España, Andorra y Portugal analicen la situación económica mundial y busquen de forma conjunta salidas a la crisis.

La cita, que España acoge por primera vez desde 2005, aspira a dar un nuevo impulso a este foro, creado a iniciativa de España y México en 1991, y que ha ido perdiendo interés entre sus miembros, como refleja el alto nivel de ausencias registrado en algunas de sus últimas ediciones.

En esta ocasión, faltarán a la cita los presidentes de Cuba, Raúl Castro; Venezuela, Hugo Chávez; Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y Uruguay, José Mujica -ambos alegan motivos de salud-; Guatemala, Otto Pérez-Molina, por el reciente terremoto que ha afectado a su país, y Paraguay, Federico Franco, que se autoexcluyó por el conflicto que mantiene con sus vecinos sudamericanos, que no reconocen como legítimo su Ejecutivo tras la destitución de Fernando Lugo.

Paraguay será el único país que no tendrá ningún representante en la cumbre, ya que el resto de líderes enviará a altos cargos de su Gobierno. Argentina y Venezuela estarán representados por sus vicepresidentes, Amado Boudou y Nicolás Maduro, respectivamente, mientras que Cuba delegará al menos en su canciller, Bruno Rodríguez, al igual que Guatemala y Uruguay.

La cumbre de Cádiz también permitirá que América Latina, necesitada de grandes infraestructuras, analice posibilidades de cooperación en este ámbito con España, cuyas empresas son líderes en este sector. Cada país lleva unos temas en su agenda.

Uruguay: Planteará en la Cumbre la creación de un fondo de apoyo a los afrodescendientes como forma de colaborar a su desarrollo en América Latina y el Caribe. Entre las tareas de ese fondo, que también es impulsado por Brasil y tiene el apoyo de otros países de la región, estará ayudar a los afrodescendientes menos privilegiados con planes y becas de estudio para asegurar cupos en las universidades. La propuesta incluye también la creación de un observatorio que tendrá por finalidad supervisar las acciones derivadas del fondo y optimizar los recursos y tareas.

Mújica tenía previsto, además, tratar temas como el puerto de aguas profundas, la posibilidad de lograr inversiones vascas para la reactivación del tren y reunirse con autoridades de Stora Enso, que junto a la chilena Arauco son propietarias de Monte del Plata en Uruguay, una de las inversiones más importantes del país.

Venezuela: Los representantes de Uruguay y Venezuela tienen la intención de reunirse durante la cumbre para analizar cómo lograr "una verdadera integración" dentro del Mercosur. "Lo que voy a preguntar y me pregunto es cuándo llegará ese día en el que en el Mercosur existan políticas convergentes", apuntó el presidente Uruguayo antes de anunciar que no podría acudir a la cita. El Mercosur atravesó este año una de sus crisis más severas después de que tres de sus cuatro miembros originales, Argentina, Brasil y Uruguay, decidieran suspender al cuarto, Paraguay, por la destitución del presidente Fernando Lugo por parte del Congreso de su país.

La destitución de Lugo, calificada por esas naciones de "golpe de estado parlamentario" por la rapidez con que se produjo aunque la figura está prevista en la Constitución, permitió la entrada en el bloque de Venezuela, que estaba trabada precisamente por la negativa del Senado paraguayo.

Colombia: El presidente Santos explicó que llevará a los gobernantes de América Latina el mensaje de que la paz hay que construirla día a día "con políticas sociales progresistas y audaces". "Que haya paz en Colombia ayudaría a que esta región tuviera menos motivos de fricción, a un panorama mucho más tranquilo", afirmó Santos, cuyo Gobierno negocia desde hace un mes con las FARC. Precisamente, el 'número dos' de las FARC, alias 'Iván Márquez, ha propuesto que los acuerdos alcanzados en el diálogo de paz con el Ejecutivo de Santos adquieran un estatus constitucional.

Interrogado sobre los plazos del diálogo de paz, el 'número dos' ha rehusado confirmar que el acuerdo final llegará en junio de 2013, tal y como ha establecido el Gobierno, al considerar que "los temas a tratar no se pueden despachar en poco tiempo".

Bolivia: El presidente boliviano, Evo Morales, continuará en Cádiz una tradición que abrió en la Cumbre Iberoamericana de Madrid (1992) Jaime Paz Zamora, que llegó a la capital española con una hoja de coca en la solapa para subrayar que "una cosa es la cocaína, que es mala, y otra es la hoja de coca, que es buena y originaria". El actual ministro de Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca, anticipó que el presidente Morales aprovechará su asistencia en Cádiz para buscar apoyo para que el país sea readmitido en la Convención antidroga de la ONU de 1961, que abandonó el año pasado, pero con una reserva sobre el veto que establece la ONU para el masticado de hojas de coca.

Guatemala: Propondrá abrir una discusión global sobre la necesidad de buscar nuevas alternativas de lucha contra el narcotráfico.

Brasil: La presidenta, Dilma Rousseff, no lleva una propuesta concreta, pero es probable que sus intervenciones se centren en la crisis económica y en cómo la están enfrentando, a su juicio de manera equivocada, los países más desarrollados. Con un discurso a favor de impulsar el empleo y el consumo en vez de más ajustes para enfrentar la crisis, la presidenta Dilma Rousseff participará en la Cumbre Iberoamericana en Cádiz (España), y se reunirá en Madrid con el jefe del gobierno español, que busca fortalecer la relación con Brasil.

Uno de los temas que discutirán Rousseff y Rajoy es un posible acuerdo de inmigración actualmente en estudio para facilitar el otorgamiento de permisos de trabajo a españoles para trabajar en territorio brasileño. El gobierno brasileño estudia una reforma en la ley de inmigración para posibilitar la recepción de profesionales españoles, por períodos limitados de tiempo y en áreas específicas como ingeniería y áreas de innovación en las que falta mano de obra en Brasil.

El Salvador: El presidente, Mauricio Funes, aprovechará el viaje a España para reunirse con empresarios españoles y "vender el país como un lugar atractivo para inversiones".

Costa Rica: Entre los temas que lleva en cartera la presidenta, Laura Chinchilla, estará la cooperación en materia de seguridad y contra el crimen organizado, que en el caso del narcotráfico ha hecho de Centroamérica un trampolín para colocar drogas en EE. UU.

México: Felipe Calderón no tiene programado ningún encuentro bilateral y se prevé que este encuentro sirva de foro para despedirse de sus colegas. Se espera que Rajoy haga un reconocimiento al mandatario mexicano, quien entrega el poder el próximo 1 de diciembre, cuando Enrique Peña Nieto asuma el cargo.

Argentina: Aunque la presidenta no viajará, Cádiz será la oportunidad de estrechar y resolver problemas bilaterales. El más sonado de los últimos meses fue el contencioso entre España y Argentina por la expropiación de YPF a Repsol. Por eso, se espera que ambos países limen asperezas en este sentido.

Chile: La cita de Cádiz se produce dos meses antes de la Cumbre CELAC - UE, la cita internacional más importante de todo el mandato presidencial de Sebastián Piñera, que tendrá lugar en Santiago los días 26 y 27 de enero próximos y a la que están invitados 60 jefes de Estado y de Gobierno. Chile considera de interés aprovechar la llegada masiva de ciudadanos españoles y portugueses en los últimos meses en busca de nuevos horizontes laborales y que representan una aportación profesional de gran calidad.