NOTICIAS
10/12/2012 18:15 CET | Actualizado 09/02/2013 11:12 CET

El PSC propone a los partidos catalanes un Govern "de unidad nacional" si no lo preside Mas

EFE

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha planteado este lunes formar un "Govern de unidad nacional" presidido preferiblemente por un diputado de CiU distinto al presidente en funciones, Artur Mas, y del que formen parte la mayoría de fuerzas con representación parlamentaria.

Aunque no ha descartado que el líder de este Ejecutivo pueda ser Mas, en rueda de prensa ha sostenido que el líder de CiU debería presentar su renuncia después de haber provocado una situación de mayor inestabilidad tras el resultado de las elecciones, por lo que "preferiblemente" el nuevo presidente de la Generalitat debería ser otro diputado de CiU.

"El documento no lo descarta, pero lo que sería lógico es que fuera otra persona", ha afirmado Navarro, que se suma así a las peticiones de PP y C's de que el futuro Ejecutivo catalán no esté liderado por el actual líder de CiU.

El dirigente socialista ha negado que se trate de una coalición de gobierno para que el PSC forme parte del nuevo Govern: "Lo que plantea este documento es que, ante el fracaso provocado por una persona y una coalición, se tomen medidas excepcionales. Y eso no es pedir una silla, es diseñar un gobierno que pueda afrontar la gestión de los próximos años".

El primer secretario del PSC, que todavía no ha trasladado su proyecto al resto de partidos, ha abogado por "concertar un programa de gobierno" bajo tres condiciones: equilibrio entre estabilidad financiera y cohesión social, negociación de un pacto fiscal e impulso de un modelo federal y apuesta por la calidad democrática.

Navarro ha defendido que este Govern de unidad cuente con la participación "de personalidades del máximo prestigio y consenso posible" y que sus miembros sean consensuados entre todos, con independencia de si forman parte de alguna fuerza política y sin caer en el reparto de conselleries entre los partidos.

Pero la propuesta tiene pocos visos de prosperar.

PRESUPUESTO DE "RESISTENCIA"

El secretario de Comunicación de ERC, Oriol Amorós, aseguró este lunes que su partido aceptará que la Generalitat apruebe un presupuesto de "resistencia", debido al escaso margen de maniobra de que dispone el Govern, pero siempre que haya un compromiso de convocar la consulta soberanista en 2014.

Según ha indicado Amorós en la rueda de prensa posterior a la reunión de la comisión permanente de ERC, su partido es optimista sobre el desarrollo de las negociaciones con CiU para asegurar la estabilidad parlamentaria de un nuevo Ejecutivo presidido por Artur Mas, si bien el contenido del "contrato-programa" aún está siendo negociado.

Amorós ha confirmado que, junto a las dos comisiones bilaterales CiU-ERC que negocian el contenido del acuerdo, se ha añadido una tercera dedicada exclusivamente al "contacto estable orgánico entre partidos".

Ha añadido que si bien la voluntad de Esquerra es que el acuerdo se pueda cerrar lo antes posible, "si hay que agotar hasta el último día de negociación", lo harán.