INTERNACIONAL
14/01/2013 11:10 CET | Actualizado 15/03/2013 10:12 CET

Nueva York, en alerta sanitaria por gripe

AFP

El estado de Nueva York se encuentra en alerta de emergencia sanitaria por gripe por la rápida propagación de la enfermedad que ha alcanzado proporciones oficialmente epidémicas en EEUU.

Los farmacéuticos tienen permiso para suministrar vacunas a niños a partir de los seis años, ya que hasta ahora sólo podían suministrarlas a mayores de 18 años.

De hecho, nueve de las diez regiones del país elevaron la alerta de la gripe la semana pasada, dado que han sido ya 20 los niños que han fallecido como consecuencia de esta epidemia. En concreto, en Nueva York se han producido este año 19.128 casos de gripe, en comparación con los 4.404 ocurridos en la temporada 2011-2012.

"Estamos viviendo la peor temporada de gripe desde 2009, y la actividad de la gripe en el estado de Nueva York está muy extendida, con casos reportados en los 57 condados y los cinco distritos de Nueva York", ha comentado el gobernador Andrew Cuomo.

Y es que, a partir del 5 de enero, el departamento de salud estatal ha recibido informes de 2.884 pacientes hospitalizados con casos confirmados por laboratorio, en comparación con 1.169 hospitalizaciones totales en 2011.

Asimismo, la semana pasada el alcalde de Boston, Thomas Menino, declaró también en el Estado la alerta de emergencia de salud pública después de que se produjeran diez veces más casos de gripe que el año pasado.

La severidad de la temporada de gripe ha obligado a los hospitales de algunos estados a rechazar a las personas que llegan a las salas de emergencia, endurecer las restricciones sobre los visitantes y abrir instalaciones adicionales para acomodar a más pacientes.

Decenas de miles de estadounidenses mueren cada año a causa de la gripe, incluso en años no epidémicos, situándose el umbral de la epidemia en más de un 7,2% de las muertes.

ESPACIO ECO