NOTICIAS
23/04/2013 05:12 CEST | Actualizado 22/06/2013 07:12 CEST

Barroso: La austeridad "ha llegado a su límite" por falta de "apoyo político y social"

EFE

Una de las instituciones que desde el estallido de la crisis ha servido como la aguja que tejía las políticas de austeridad se mueve. Al menos retóricamente.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, admitió este lunes que la política de austeridad de la UE para hacer frente a la crisis "ha llegado a su límite" por la falta de apoyo político y social entre los ciudadanos y ha confirmado que el Ejecutivo comunitario "probablemente" relajará los objetivos de déficit de este año para varios Estados miembros. En el caso de España, según informa El País, podrían ser dos años.

"Aunque creo que esta política es correcta en lo fundamental, me parece que ha llegado a su límite porque una política, para que tenga éxito, no sólo tiene que estar diseñada adecuadamente sino que debe tener un mínimo de apoyo político y social", dijo Barroso durante una conferencia.

"Política y socialmente, una política que sólo se ve como de austeridad no es sostenible", ha reconocido el presidente de la Comisión. A su juicio, hay que combinar la "indispensable corrección del enorme nivel de déficit y deuda" con medidas de crecimiento a corto plazo porque "algunas reformas tardan en producir efecto".

"Lo que está pasando en Grecia, Portugal, España es impresionante en términos de corrección de los desequilibrios externos", ha subrayado Barroso, que ha defendido "discutir el ritmo" de ajuste que se exige a los países.

"La Comisión ya ha ido proponiendo la extensión de plazos para la corrección de déficits excesivos para varios países y probablemente lo haremos para otros en la próxima evaluación", ha confirmado el presidente del Ejecutivo comunitario. "Estamos haciendo ahora esa revisión en diálogo con los Estados miembros", ha explicado.

Bruselas tiene previsto presentar sus recomendaciones sobre el ritmo de corrección de déficit el próximo 29 de mayo. El Gobierno español espera que el Ejecutivo comunitario le dé dos años más, hasta 2016, para llegar al umbral del 3% del PIB y que relaje el objetivo de déficit para este año hasta el 6%, en lugar del 4,5% vigente.

#CuandoElDescansoEsUnSueño