NOTICIAS
05/07/2013 08:37 CEST | Actualizado 05/07/2013 11:51 CEST

Los Hermanos Musulmanes llaman a la protesta en Egipto mientras el Ejército trata de preservar la estabilidad

EFE

El régimen impuesto por el Ejército y celebrado en las calles por miles de personas se pone a prueba. Los Hermanos Musulmanes e islamistas han convocado para este viernes, día de oración, numerosas protestas en Egipto para reivindicar al presidente Mohamed Morsi y rechazar el golpe de Estado de los militares.

La principal concentración está prevista en la plaza de Rabea al Adauiya, en el barrio cairota de Ciudad Naser, donde los islamistas han protagonizado en los últimos días manifestaciones para defender la legitimidad de Mursi, que fue elegido democráticamente hace un año.

La coalición islamista lo ha calificado como un "Viernes del rechazo" y se ha agrupado en torno a la Coalición Nacional en Apoyo a la Legitimidad, que "llama a los egipcios a echarse a las calles y movilizarse pacíficamente" tras la oración del viernes para "decir 'no' a las detenciones militares, 'no' al golpe militar".

El llamamiento fue emitido este jueves en una rueda de prensa en una mezquita en los suburbios de El Cairo, donde partidarios de Morsi han estado llevando a cabo una protesta desde la semana pasada. Soldados con vehículos blindados han rodeado la zona desde el miércoles, cuando Morsi fue derrocado, pero no han intervenido para dispersar a los manifestantes.

Por su parte, la campaña 'Tamarrud' (rebelión), que impulsó las masivas protestas del pasado domingo que pedían la renuncia de Mursi, ha organizado una manifestación hoy en la plaza Tahrir y el palacio presidencial de Itihadiya en El Cairo.

El objetivo de esas dos marchas es "la protección de la revolución", ya que consideran que el Ejército ha iniciado una nueva etapa de transición política en la que confían que se cumplan sus aspiraciones.

Morsi continúa en paradero desconocido de forma oficial, aunque los Hermanos Musulmanes han denunciado que este se encuentra retenido por los militares y sin poder comunicarse con su familia o con el exterior.

Las Fuerzas Armadas pidieron a los egipcios que dejen de lado cualquier ansia de venganza y sean tolerantes con el fin de lograr la reconciliación nacional, al tiempo que garantizaron la libertad de expresión y de reunión.

ALTERCADO EN EL SINAÍ EGIPCIO

Un soldado murió hoy y otros dos resultaron heridos en uno de los ataques perpetrados por grupos armados contra varios puntos del norte del Sinaí egipcio, informó la agencia estatal de noticias Mena.

El fallecido recibió un disparo en la cabeza en el ataque contra el puesto de control de Al Yura, al sur de la zona de Sheij Zaued, en el que también resultaron heridos dos reclutas, señalaron fuentes médicas a la agencia.

Además, hombres enmascarados abrieron fuego desde vehículos todoterreno contra puestos de control junto al aeropuerto internacional de Al Arish, capital del norte del Sinaí y próxima a la frontera con la franja de Gaza.

Tras el derrocamiento del régimen de Hosni Mubarak en 2011, la península del Sinaí se ha convertido en un foco de inestabilidad y escenario de ataques contra policías y gasoductos, actos de contrabando y secuestros.

EL EJÉRCITO ADVIERTE CONTRA LOS SABOTAJES

En un mensaje difundido en la página oficial del portavoz del Ejército, Ahmed Mohamed Ali, los militares alertaron del peligro de cualquier acto de sabotaje o ataque a las instalaciones públicas o privadas, antes de que los partidarios del depuesto presidente Mohamed Morsi salgan a las calles este viernes para rechazar el reciente golpe de estado.

Las Fuerzas Armadas señalaron que los "actos de venganza" representan una "amenaza para la paz social y los intereses de la nación", así como "afectan de forma negativa a la seguridad y la economía de Egipto".

Además, llamaron a no adoptar medidas "extraordinarias o arbitrarias contra cualquier grupo o movimiento político", después de que líderes de los Hermanos Musulmanes hayan comenzado a ser detenidos o buscados por la Justicia.

"La moralidad del pueblo egipcio tolerante y los valores islámicos atemporales" no van a permitir la "venganza entre las partes de un solo pueblo", apuntó el comunicado.

El Ejército apuntó que la libertad de expresión es "un derecho garantizado para todos los egipcios y uno de los logros más importantes de la revolución" que desbancó del poder al presidente Hosni Mubarak en febrero de 2011.

Además en El Huffington Post:

APRENDE A USAR TU DINERO