NOTICIAS
08/07/2013 23:12 CEST | Actualizado 08/07/2013 23:17 CEST

El conductor del autobús accidentado en Ávila queda en libertad provisional

AFP

El conductor del autobús que este lunes sufrió un accidente en Ávila -en el que murieron nueve personas- ha quedado en libertad provisional, comunicada y sin fianza, por orden del juzgado.

Es investigado por nueve posibles delitos de homicidio imprudente y como medida cautelar la juez le ha prohibido conducir vehículos de motor mientras dure la tramitación de la causa.

Además, el conductor -de 54 años y que dio negativo en los test de alcoholemia y drogas- tendrá la obligación de comparecer en el juzgado los días 1 y 15 de cada mes.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, había anunciado previamente en Ávila que el conductor había sido interrogado por la Guardia Civil y que pasaría a disposición judicial.

Fuentes de la investigación, por su parte, han explicado a Efe que el conductor fue arrestado acusado de homicidio y lesiones imprudentes, y que había reconocido que se quedó dormido.

El accidente tuvo lugar a sobre las 08.45 horas en la N-403, a su paso por la localidad abulense de Tornadizos, y el siniestro causó la muerte de nueve personas y heridas a otras 22, seis de ellas de gravedad.

Según el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, una vez realizada por los forenses la identificación de los fallecidos, el juzgado que se ha hecho cargo del caso está ya autorizando la recepción de los cadáveres a las familias.

En los próximos días, la juez continuará con la investigación del siniestro, llamará a declarar a testigos y examinará las pruebas.