POLÍTICA
18/07/2013 17:59 CEST | Actualizado 18/07/2013 18:47 CEST

Blanco dice ser "víctima de un infundio político" y descarta la vuelta a la primera línea política

Tranquilo, con una permanente media sonrisa, el exministro de Fomento y exportavoz del Gobierno, José Blanco, ha celebrado este jueves el archivo de la causa abierta en su contra en el denominado ‘caso Campeón’ por un supuesto delito de tráfico de influencias. “Esto ha concluido, a dios gracias”, ha aseverado.

Entre muestras de agradecimientos (a familiares, amigos, compañeros, el PSOE...), Blanco ha reconocido que han sido “momentos difíciles” y ha denunciado ser “víctima de un infundio político que ha fracasado”. “Todas las falsedades se han ido desmontando paulatinamente a lo largo de proceso”, ha señalado.

Para el exministro, es posible hacer una lectura positiva de todo el “largo proceso”: “Debería servir para que el infundio deje de ser una instrumento político”, ha dicho.

También existe una lectura más pesimista: “Nada puede reparar el daño causado”, se ha quejado. Ahora se abre para Blanco una nueva etapa, “un tiempo nuevo” que, según ha aclarado, no implica su vuelta a la primera línea política. “Me ratifico en lo que dije el 24 de noviembre de 2011, cuando aseguré que daba un paso atrás. Y hoy me ratifico. No me presentaré a las primarias en Galicia que se celebrarán el 7 de septiembre”.

Blanco, que mañana mismo comenzará sus vacaciones en la isla de Arosa (Galicia), ha revelado que además de las felicitaciones de los miembros de su partido, los ha recibido de “dirigentes del PP”, aunque se ha negado a desvelar un solo nombre.

EL PP: "ESPERAMOS QUE HAYA APRENDIDO LA LECCIÓN"

El Partido Popular ha asegurado que respeta la decisión del Tribunal Supremo y que espera que éste 'haya aprendido la lección" y entienda que no se pueden pedir dimisiones "a la ligera".

Desde el Partido Popular recuerdan a Blanco y al PSOE que no se pueden pedir dimisiones 'a la ligera' como han hecho siempre los socialistas cuando algún cargo del PP ha sido imputado.

Lo que le ha pasado a Blanco, añaden en este sentido, 'le puede pasar a cualquiera', y por eso esperan que el ministro haya 'aprendido la lección'.

ESPACIO ECO