POLÍTICA
23/07/2013 09:30 CEST | Actualizado 23/07/2013 10:16 CEST

Un diputado centrista francés, sobre los gitanos: "Quizá Hitler no mató suficientes"

"Quizá Hitler no mató suficientes". Gilles Bourdouleix, diputado francés de de la formación centrista Unión de Demócratas e Independientes, respondió así a las acusaciones de racismo de un grupo de etnia gitana instalado ilegalmente en un terreno municipal de la localidad de Cholet.

Según informó el diario local Le Courrier de l'Ouest, Bourdouleix, alcalde de Cholet, un municipio de unos 50.000 habitantes cercano a Nantes, quería convencer a los gitanos de que abandonasen el campamento, pero estos le recibieron haciendo el saludo nazi y llamándole racista.

En ese momento se produjo la respuesta del alcalde, recogida por varios periodistas y testigos presentes, y que ha desatado numerosas reacciones de rechazo desde la esfera política francesa.

Los gitanos tuvieron que mudarse a la explanada a causa de los trabajos que se están haciendo en la autopista A87, carretera que pasa por la zona donde estaban instalados inicialmente.

DECLARACIONES "SACADAS DE CONTEXTO"

El diputado, de 53 años, ha anunciado a través de un comunicado que denunciará ante la justicia al diario por "difamación y atentado contra el honor y la imagen", ya que entiende que sus declaraciones se "sacaron de contexto", que la grabación está trucada y que su publicación responde a un "ajuste de cuentas".

Según el centrista, su intención era matizar que si el responsable político de turno se tratara de Hitler, ejecutaría allí mismo a los gitanos, mientras que él, afortunadamente, no tenía intención de hacerlo.

Bourdouleix califica de "montaje escandaloso" el suceso, y explica que fue el periodista el que mencionó la polémica frase y que le engañó para que la repitiera.

Le Courrier de l'Ouest sostiene que el enfrentamiento entre el alcalde y los gitanos venía de lejos. Bourdouleix los acusaba de disfrutar de todos los derechos y de ninguna obligación, y tenía intención de vaciar un camión lleno de excrementos junto a ellos.

El presidente de su formación, el varias veces candidato presidencial Jean-Louis Borloo, ha condenado formalmente las declaraciones de Bourdouleix y ha trasladado el problema a la dirección del partido para que tome las medidas oportunas, entre ellas la previsible expulsión del controvertido miembro.

A las críticas se han sumado la Asociación Nacional de Gitanos Católicos (ANGVC) y el presidente de la Asamblea Nacional, el socialista Claude Bartolone, quien condena las palabras de Bourdouleix en nombre de la cámara baja.

ESPACIO ECO