INTERNACIONAL
06/08/2013 09:14 CEST | Actualizado 06/08/2013 17:03 CEST

Prisión para el pederasta indultado por error ante el riesgo de fuga

El juez Fernando Andreu ha decretado prisión provisional para el pederasta Daniel Galván, detenido ayer en Murcia tras ser revocado su indulto en Marruecos, ante el riesgo de fuga y la gravedad de la pena impuesta (30 años de cárcel), mientras se decide si cabe o no su extradición a Marruecos.

Andreu ha asumido así la petición que en este sentido le ha hecho el fiscal de la Audiencia Nacional Pedro Martínez Torrijos tras tomar declaración durante tres cuartos de hora a Galván, que se ha negado a ser extraditado y ha invocado su arraigo en España por sus amistades y por tener una casa en Torrevieja (Alicante).

El juez considera en el auto de prisión que Galván "carece de arraigo, familiar, social económico o de otro tipo que neutralice la tentación de ponerse fuera del alcance" de la Justicia.

Galván ha ingresado a la una del mediodía en la cárcel madrileña de Soto del Real, donde también se encuentra Luis Bárcenas.

CRÍTICAS DEL PSOE

A medida que se acerca el final de esta escabrosa historia, aumentan las críticas por la forma en la que se ha llevado a cabo. "La gestión del Gobierno ha sido desastrosa. Son necesarias explicaciones parlamentarias", ha dicho este martes la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, sobre el indulto concedido por el rey Mohamed VI al pederasta Daniel Galván y la posterior orden de detención.

En declaraciones a la Cadena SER, la número dos de los socialistas ha acusado al Gobierno de haber permanecido "escondido" hasta el pasado lunes "dando versiones poco claras" sobre el asunto.

Galván fue condenado en 2011 a 30 años de cárcel por abusar de once niños menores de edad (entre 2 y 14 años), pena que fue confirmada en apelación y en casación, si bien el pasado martes salió en libertad sin cargos tras el indulto colectivo de 48 presos españoles.

El Ministerio de Exteriores de España, a través de su embajada en Rabat, remitió dos listas de presos. Una de 18 reclusos para los que proponía el indulto, y otra de 30 para los que pedía simplemente su traslado para seguir cumpliendo la pena en cárceles españolas, entre ellos Galván.

La sorpresa del embajador llegó al conocer que el gabinete real había decidido no discriminar entre las dos listas e indultar a los 48 reos.

"Recibí una llamada el domingo en la que me explicaron el asunto de las dos listas. Un error grave e incomprensible", ha criticado Valenciano tras señalar que hay otros 29 errores más cuyas identidades todavía se desconocen. "¿Quiénes son esos indultados por error? Todo está por explicar. Galván debe ingresar en prisión y es España la que tiene que hacerse responsable de que vuelva a la cárcel".

Galván, detenido la tarde del lunes en Murcia tras ser revocado su indulto en Marruecos, pasa este martes a disposición de la Audiencia Nacional.

Marruecos pidió el lunes su detención mediante una orden internacional tramitada vía Interpol.

Además, una representación marroquí mantendrá un primer encuentro en el Ministerio de Justicia para agilizar la solución al caso del pederasta.

Galván fue detenido el lunes por la tarde en un hotel de la capital murciana y posteriormente trasladado a los calabozos de la Jefatura Superior de Policía de Murcia, desde donde partió hacia Madrid, poco antes de las dos de la madrugada, en un coche patrulla de la Policía Nacional de Murcia.

La detención se produjo después de la conversación telefónica mantenida entre el ministro español de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y su homólogo marroquí, Mustafá Ramid, en la que ambos se comprometieron a ofrecerse "toda la colaboración absoluta para resolver el asunto".

ESPACIO ECO