INTERNACIONAL
16/10/2013 08:07 CEST | Actualizado 16/10/2013 08:07 CEST

Fitch pone la deuda de EEUU en perspectiva negativa

EFE

Las agencias de calificación de riesgos se fijan en Estados Unidos. Fitch ha puesto en perspectiva negativa de cara a una posible rebaja la calificación que otorga a la deuda de Estados Unidos, que por ahora sigue teniendo la máxima nota, AAA.

El anuncio se produce cuando quedan menos de dos días para que demócratas y republicanos eviten una suspensión federal de pagos, aunque Fitch ha señalado en un comunicado su convencimiento de que Estados Unidos saldrá de este atasco político.

"Aunque Fitch sigue creyendo que el límite del techo de la deuda se incrementará pronto", la práctica política en Washington de crear crisis como arma negociadora y la reducción de la flexibilidad financiera "podrían aumentar el riesgo de una suspensión de pagos", ha señalado la agencia.

Fitch ha añadido que espera decidir como muy tarde para finales del primer trimestre de 2014 si mantiene o reduce la calificación de la deuda estadounidense.

La entidad ha resaltado también que las prolongadas negociaciones para aumentar el techo de la deuda "reducen la confianza en el papel del dólar estadounidense como principal divisa mundial de reserva", ya que "arrojan dudas sobre la fe total y el crédito de EEUU".

"Esta 'fe' es una razón clave por la que la calificación AAA de EEUU puede tolerar un nivel sustancialmente mayor de deuda pública" que otros países con la máxima calificación, ha agregado.

Ha advertido de que la repetición continuada de estas crisis políticas forzadas en Washington sobre el incremento del techo de la deuda "daña también la confianza en la eficacia del Gobierno y las instituciones políticas de EEUU, así como en la coherencia y credibilidad de su política económica".

En agosto de 2011, la agencia Standard & Poor's rebajó por primera vez en su historia la calificación de EEUU de AAA, la más alta, a AA+, un nivel por debajo, debido al desacuerdo hasta última hora para elevar el techo de endeudamiento ese verano.

ESPECIAL PUBLICIDAD