ECONOMÍA
01/11/2013 18:19 CET | Actualizado 01/11/2013 18:36 CET

La agencia Fitch mejora la perspectiva de España por primera vez en la crisis

EFE

La agencia Fitch ha mantenido este viernes la calificación de la deuda de España en "BBB", dos peldaños por encima del 'bono basura', pero ha revisado al alza su perspectiva, que ha elevado de "negativa" a "estable" por primera vez desde que comenzó la crisis.

En un comunicado, la agencia ha explicado que la mejora de la perspectiva se debe a la consolidación fiscal que está llevando a cabo el país y a las "significativas reformas" realizadas por el Gobierno en el mercado laboral, en el sistema de pensiones y en el sector financiero.

Estas reformas, aunque van a ir disminuyendo en el periodo 2014-2015, van a permitir a España lograr "un crecimiento más seguro", ha dicho la agencia.

En su comunicado, Fitch se muestra confiada en que la economía española comience a recuperarse en 2014, algo que se verá impulsado, principalmente, por las exportaciones netas, ya que la demanda interna seguirá débil durante un período más largo.

Asimismo, la agencia de medición de riesgos ha subrayado que la balanza de pagos de España avanza a un ritmo más rápido de lo esperado, por lo que ha revisado al alza sus previsiones de balanza por cuenta corriente de España y ahora espera un superávit del 1,2 % en 2013.

La agencia también percibe mejorías en las condiciones de financiación de España, un factor que conlleva un ahorro 'sustancial' en los gastos que debe afrontar el país para pagar los intereses durante este año, que Fitch calcula entre el 0,7-0,8% del PIB.

"GRANDES RIESGOS"

La salida de España de la recesión en el tercer trimestre se ha producido antes de lo previsto, según la agencia, aunque prevé que el crecimiento siga siendo muy débil, en torno al 0,5 % del PIB en 2014.

Sin embargo, sostiene que la calificación de España es inferior a las de otras grandes economías avanzadas, lo que refleja los grandes riesgos que plantea su ajuste económico y financiero en la zona euro.

Las perspectivas de crecimiento de la economía española a medio plazo son débiles, ya que todos los sectores de la economía siguen estando muy apalancados, el desempleo es 'excepcionalmente alto' y el déficit público sigue siendo elevado, ha recordado Fith.