POLÍTICA
06/01/2014 21:20 CET | Actualizado 06/01/2014 21:20 CET

Los conflictos internos marcan el arranque del 2014 del PP y el PSOE

GTRES

Tras el pacífico parón de Año Nuevo y los Reyes, los dos grandes partidos políticos retoman esta semana su actividad con toda su fuerza y marcada tanto por el ruidoso enfrentamiento entre ellos como por una serie de conflictos internos que pueden darles más quebraderos de cabeza que sus propios rivales.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha convocado a los principales dirigentes de su partido y a los barones este mismo miércoles en el Comité Ejecutivo Nacional del PP con la excusa de empezar a diseñar el calendario ante las europeas de mayo y repasar las iniciativas que prepara el Ejecutivo para 2014.

Además, se prevé que el jefe del Ejecutivo desvele ante la plana mayor del PP la fecha y el lugar de la Convención Nacional del partido -previsiblemente en febrero-, un cónclave con el que se dará el pistoletazo de salida a la precampaña electoral.

Aunque estos son los temas de partido que se prevén abordar, en la mente de todos están las diferencias que han surgido en el PP por la reforma de la ley del aborto planeada por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

En plenas vacaciones navideñas, varios cargos del PP no han ocultado sus reticencias con el texto presentado el pasado 20 de diciembre por el ministro Alberto Ruiz Gallardón. Así lo han hecho el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, y el extremeño, José Antonio Monago; la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes; el secretario general del NNGG, Javier Dorado, y la alcaldesa de Zamora, Rosa Valdeón.

En estas reuniones del Comité Ejecutivo no es habitual que se produzcan muchas intervenciones, aparte de las de Rajoy y María Dolores de Cospedal, pero sí que son miembros de ese órgano y podrían tomar la palabra Monago, Feijóo y Dorado, así como el propio Gallardón para defender su texto.

EL PSOE MIRA A CATALUÑA Y LAS PRIMARIAS

Y mientras en Ferraz están diseñando la solución a los dos temas que más daño les han hecho a lo largo del pasado 2013: Cataluña y el debate sobre el candidato a las próximas elecciones generales.

El líder de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, arranca el año político este martes con una reunión en Barcelona con el ‘número uno’ del PSC, Pere Navarro. Con esta fotografía se quiere "consolidar" su plan de reforma federal y marcar un calendario para los dos próximos años, en una cita de la que podría desprenderse un documento de acuerdos entre ambos partidos.

La sede del PSC acogerá el encuentro entre los dos máximos dirigentes de los socialistas españoles y catalanes, así como varios miembros de sus respectivas ejecutivas, en una nueva escenificación de la unidad entre ambas formaciones, especialmente en lo respectivo a la vía federal como solución al encaje de Cataluña en el Estado. De esta manera quieren dar por cerradas las heridas abiertas por las posiciones diferentes que han mantenido ante la consulta soberanista ideada por Artur Mas.

TIEMPO DE CANDIDATOS

Los socialistas inician también el año político con el olor a primarias. Después del pacto alcanzado en la Conferencia Política del pasado mes de noviembre de aplazar el debate sobre la fecha, en apenas dos semanas tendrán que consensuarla. Será en el próximo Comité Federal del día 18.

Esto puede provocar que aparezcan de nuevo en público las discrepancias sobre el momento idóneo de llevarlas a cabo. Desde este mes, como se conoce dentro del propio partido, arrancará inevitablemente la ‘Operación Triunfo’ de los posibles candidatos. Todos han guardado silencio durante estos días de fiesta. De hecho, la cita del Federal se retrasó unos días porque, según dijo la ‘número dos’ del PSOE, Elena Valenciano, “hay una cosa que se llama Navidad, que cae como una losa sobre los calendarios de todo el mundo”.

Cuando todavía muchos de sus compañeros estaban abriendo los regalos de Reyes, ha calentado ya el ambiente este mismo lunes el líder del PSOE extremeño, Guillermo Fernández Vara. En una entrevista con Europa Press, ha sostenido que el ganador de esta elección deberá asumir también el "liderazgo interno" del partido. Por ello, ha apuntado que "habrá que ver" si después de esta elección hay que convocar un congreso extraordinario en el que renovar la dirección.

Un movido arranque político a partir de este martes en un año que viene cargado de grandes citas políticas. Se acabó la paz de la Navidad.

NUEVOS TIEMPOS