INTERNACIONAL
15/02/2014 14:24 CET | Actualizado 15/02/2014 14:24 CET

Pelea en el parlamento turco (con tres hospitalizados) por una polémica reforma (FOTOS)

REUTERS

La ley que reforma el principal órgano judicial turco y lo pone bajo control del Gobierno ha sido aprobada tras un tenso y violento debate parlamentario que acabó con tres diputados hospitalizados.

La reforma legal del Consejo Supremo de Jueces y Fiscales de Turquía (HSYK) autoriza al ministro de Justicia a reestructurar su composición y le confiere un elevado control sobre su funcionamiento.

Durante las 20 horas de debate parlamentario, diputados del gubernamental AKP y de la oposición socialdemócrata se enzarzaron en un enfrentamiento físico que acabó con una nariz rota y tres legisladores en el hospital.

Las enmiendas fueron aprobadas gracias a la mayoría parlamentaria del islamista moderado AKP y con toda la oposición votando en contra. La oposición ha señalado que este cambio legal acaba con la independencia judicial y con el principio de separación de poderes.

La reforma da al ministro de Justicia competencias para abrir procedimientos disciplinarios contra los miembros del HSYK y despedir al personal administrativo, incluido el secretario general.

La oposición ha denunciado que la reforma busca bloquear las investigaciones judiciales por casos de corrupción que afectan al Gobierno y que ha provocado ya la dimisión de cuatro ministros, por su implicación o la de sus hijos en supuestas actividades ilegales.