INTERNACIONAL
07/05/2014 21:11 CEST | Actualizado 07/05/2014 21:11 CEST

El grupo armado Boko Haram mata a más de 200 personas en un pueblo de Nigeria

EFE

Al menos 200 nigerianos han muerto en un ataque perpetrado, supuestamente, por la secta terrorista de Boko Haram, según han informado los medios locales, mientras el país sigue pendiente de las más de 200 niñas secuestradas por el mismo grupo armado.

El ataque ocurrió el lunes, cuando un grupo de hombres armados invadió de noche Gamboru, localidad fronteriza con Camerún, según testigos presenciales citados por el diario local Daily Trust. Los agresores, ataviados con vestimenta militar, destruyeron más de 250 casas y dispararon a discreción contra los lugareños.

Un senador ha confirmado a la cadena BBC alrededor de 300 muertos por este ataque, perpetrado por los milicianos en un día de mercado. "Cuando los pistoleros llegaron mucha gente estaba durmiendo. Yo me desperté por el ruido de los disparos y los gritos de angustia de quienes fueron tiroteados o forzados a salir de sus casas incendiadas. No recibimos ninguna ayuda", ha relatado Mohammed Abari, de 60 años y superviviente de la matanza, que también cifra en 300 los fallecidos.

Aunque la masacre en Gamboru no ha sido reivindicada por ningún grupo, las autoridades sospechan que ha podido ser obra de Boko Haram, responsable de numerosos ataques en el noreste del país, base espiritual y de operaciones de la milicia islamista.

La ola de violencia coincide con el Foro Económico Mundial de África que ha arrancado este miércoles en Abuya, la capital de Nigeria, entre fuertes medidas de seguridad por la amenaza de Boko Haram. Las autoridades han ordenado el cierre de oficinas gubernamentales y de escuelas durante la celebración.

LAS 200 NIÑAS SIGUEN SECUESTRADAS

El grupo armado reivindicó el martes el secuestro de ocho niñas que se suman a las 200 que abdujeron el 14 de abril en una escuela de Chibok, también al norte del país. En un vídeo, el líder de los fundamentalistas, Abubakar Shekau, adelantó que "pronto" habría más ataques y amenazó con vender a las menores como esclavas en el mercado.

La policía ha admitido desconocer dónde están las menores y ha ofrecido una recompensa de 50 millones de nairas (unos 300.000 dólares o 222.000 euros) a quien ofrezca información "creíble" sobre el paradero de las niñas.

El pasado domingo, supuestos miembros de la secta secuestraron a otras 11 niñas de entre 12 y 15 años en el pueblo de Warabe, una vez más en la misma zona del país.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales.

Boko Haram, que significa en lenguas locales "la educación no islámica es pecado", lucha por imponer la sharía o ley islámica en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur. Desde que la policía acabó en 2009 con el antiguo líder del grupo, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de 3.000 muertos, miles de desplazados y cientos de secuestrados.

ADEMÁS: