NOTICIAS
26/05/2014 16:26 CEST | Actualizado 26/05/2014 16:26 CEST

El PSOE comienza a debatir el postrubalcabismo en Twitter

EFE

Alfredo Pérez Rubalcaba ha anunciado que cede el testigo del partido y las reacciones dentro del PSOE no han tardado en surgir.

Por una parte, algunos de sus próximos han elogiado su gesto:

Desde el PSC en el Congreso, Álex Saez, alaba a Rubalcaba pero se pregunta sobre la conveniencia de unas primarias:

Es precisamente la convocatoria de primarias lo que mantiene en alerta a algunos militantes y dirigentes del partido. En un congreso votan los delegados que han sido escogidos previamente por los militantes. En las primarias abiertas que el PSOE ha estado preparando durante meses podría votar cualquier ciudadano que se sintiera socialista y pagase un par de euros, tuviera o no carné del partido.

Aunque esas primarias para la presidencia del Gobierno están previstas para octubre, la celebración de un congreso que afiance un nuevo liderazgo podría frustrarlas (así ocurrió tras el Congreso que eligió a Rubalcaba y el que eligió a Zapatero).

Eduardo Madina, uno de los posibles candidatos a este liderazgo, ha dejado claro que quiere primarias.

"La decisión personal de Pérez Rubalcaba lleva al partido a un congreso federal; mi esperanza está en el proceso de primarias", ha dicho este lunes.

Esto dicen algunos militantes críticos, como Beatriz Talegón o Antoine Quero, que se presentó al último Congreso.

La pregunta ahora es cómo de profundo será el cambio y si eso depende de quién vote (es decir, si el liderazgo se renueva con primarias abiertas o congreso de delegados). Esto dice Susana Ros, diputada por Castellón:

Y esto un diputado andaluz en el Congreso: