INTERNACIONAL
13/08/2014 18:50 CEST | Actualizado 14/08/2014 11:12 CEST

La muerte de dos jóvenes negros provoca la tensión racial en EEUU

AFP

Llueve sobre mojado para la comunidad negra en Estados Unidos. Tras varios días de protestas por la muerte de un joven negro desarmado a manos de un policía en el estado Misuri, este lunes se producía un hecho similar al sur de Los Angeles, según informan nuestros compañeros de The Huffington Post citando fuentes policiales.

El suceso tuvo lugar durante un control policial en el que, según el comunicado de la Policía angelina, "se produjo un forcejeo" entre Ezell Ford, de 25 años, y el agente, que terminó con el policía disparando tres veces al joven. "Se desconoce si tenía vinculaciones con pandillas", añade el comunicado policial.

La madre del joven, Tritobia Ford, ha explicado a la televisión KTLA que su hijo estuvo en el suelo y colaborando con los oficiales cuando fue tiroteado.

"Le hicieron tumbarse por la razón que fuera y le dispararon en la espalda, sabiendo que tenía problemas mentales", ha explicado la mujer, que afirma que "todos los agentes de la zona lo sabían". Un primo del joven ha asegurado a la misma cadena que, cuando la madre de Ezell llegó al lugar, "los agentes sacaron las porras".

CUATRO DÍAS DESPUÉS

Esta nueva muerte tiene lugar cuatro días después de que un policía de San Luis (Misuri, EEUU), matase a Michael Brown, un joven de 18 años, en el suburbio de Ferguson. Un amigo suyo indicó a la CNN que Brown se estaba alejando del policía con las manos en alto cuando fue disparado mortalmente. La Policía sostiene que el joven agredió al agente.

Pero la comunidad negra de Misuri no cree la versión policial y han mostrado su descontento por lo ocurrido con varias protestas por la ciudad, que han dejado disturbios y enfrentamientos con la Policía, que han concluido con 40 detenidos y con al menos dos heridos por impacto de bala, informa El País.

Los disturbios comenzaron en la noche del domingo, cuando una vigilia en honor a Brown se tornó en incidentes con la Policía en los que se produjeron saqueos.

(Sigue leyendo después del vídeo...)

(ADVERTENCIA: EL VÍDEO CONTIENE IMÁGENES QUE PUEDEN HERIR SU SENSIBILIDAD)

OBAMA PIDE "REFLEXIÓN"

El presidente estadounidense, Barack Obama, se ha pronunciado sobre este caso pidiendo "reflexión" a los ciudadanos pese a comprender que "este caso ha provocado fuertes pasiones" entre la gente.

El fiscal general del país, Eric Holder, cree que este caso merece una "revisión exhaustiva" porque "llevar a cabo este tipo de investigaciones es clave para preservar la confianza entre los agentes de seguridad y las comunidades a las que sirven".