POLÍTICA
07/11/2014 10:59 CET | Actualizado 07/11/2014 12:42 CET

Monago asegura que se paga sus viajes privados pero no presenta pruebas

José Antonio Monago, el presidente de Extremadura asegura pagarse sus viajes privados. En una rueda de prensa convocada para explicar sus viajes como senador, Monago se ha mostrado defensivo ante lo que considera una cacería contra él y ha desmentido sin pruebas a los que le acusan de utilizar al Senado para costear actividades de carácter personal.

"Cuando he hecho un viaje privado, lo he pagado yo. Y lo puedo acreditar siempre documentalmente", ha dicho en referencia a los 32 viajes que realizó a Canarias en un año y medio. Aunque ha asegurado que puede presentar extractos bancarios, en la comparecencia no ha hecho públicas las pruebas que podrían exculparlo. Según el diario Público, que destapó la noticia, los viajes fueron para visitar a su novia y corrieron a cargo del Senado.

"No sé si es cierta o no es cierta la información", ha reconocido. Monago ha vivido "en la carretera" y las terminales de avión, por lo que según él, es imposible recordar de memoria todos sus viajes. "Mi vida ha transcurrido viajando, en este caso desde 2008", por lo que el presidente no sabe "si eran 32 o eran 30 o eran 35" los viajes que ha hecho a Canarias.

Contactada por la Cadena SER, una residente en Santa Cruz de Tenerife vinvulada al PP reconoció los viajes, pero aseguró desconocer cómo se costeaban.

"Ha habido viajes a Canarias, a Madrid, a Andalucía, a Portugal, a Bruselas, a Cataluña, al País Vasco. Ha habido viajes a muchos sitios", ha relatado, recordando que la prensa llegó a llamarle "presidente cohete".

El presidente de Extremadura, que gobierna gracias a la división de la izquierda (que suma más escaños), ha asegurado que no presentará la dimisión, porque a los responsables políticos los cambian los electores, según su argumentación. Izquierda Unida ha asegurado que tampoco se la pedirá.

MONAGO PASA AL ATAQUE CONTRA LOS "ROMPEPIERNAS"

Aunque Monago ha reconocido no poder probar su inocencia, sí ha acusado a oscuras fuerzas políticas de estar detrás de lo que considera un "ataque".

"No me van a callar", ha asegurado, denunciando que estaba informado de que este escándalo podría estallar. Lo ha considerado un "chantaje" que busca "partir las piernas" al presidente de Extremadura a unos meses de las elecciones. Sin embargo, el presidente no ha identificado a los "rompepiernas" y ha acabado por decir que no sabe quienes son.

Monago presentará querellas para defenderse. "A cada golpe voy a ser más fuerte y más contundente en la respuesta", ha advertido. "No tengo nada que temer porque ya se ha hecho daño a lo que más quiero", que es su mujer y su familia.