POLÍTICA
10/11/2014 00:25 CET | Actualizado 10/11/2014 01:08 CET

Exceso de celo en la comparecencia del ministro de Justicia por el 9N

La comparecencia del ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha venido acompañada de un exceso de celo. Pero no por el cuidado que haya demostrado el miembro del Gobierno a la hora de responder a la consulta del 9N, sino porque, en su atril, han aparecido dos micrófonos adheridos con celo.

La razón, como se puede ver en esta comparativa de imágenes, ha sido que el primero de los micrófonos, más estilizado que el segundo, no funcionó, y se necesitó del otro para poder escuchar al ministro.

¡Gracias al celo!

EL HUFFPOST PARA ALIEXPRESS