INTERNACIONAL
06/06/2015 14:48 CEST | Actualizado 06/06/2015 15:06 CEST

Encontrados los cadáveres de dos españoles en el valle de Langtang en Nepal

AP

El 25 de abril la tierra tembló violentamente en Nepal. A día de hoy se calcula que 10.000 personas murieron y 22.000 más resultaron heridas. Y aún ahora, este sábado, se siguen recuperando cuerpos de aquella tragedia. Entre ellos, los de dos de los españoles que estaban desaparecidos. En los medios locales, el Gobierno explica que las labores de búsqueda, pese al tiempo pasado, se mantienen, para poder "dar descanso" a los muertos y a sus familias.

Según han informado las autoridades de Katmandú, la Policía ha encontrado en el valle nepalí de Langtang los cadáveres de 53 personas, dos españoles, que fueron sepultados durante la avalancha que se produjo tras el devastador terremoto.

Según ha asegurado a la Agencia Efe Satendra Yadav, subinspector de la Policía del distrito de Rasuwa -donde se encuentra el valle de Langtang-, los dos montañeros españoles encontrados son un hombre y una mujer y sus cadáveres "serán llevados pronto en helicóptero a Katmandú".

HAY 150 DESAPARECIDOS AÚN

"Estamos tratando de obtener más detalles" sobre los fallecidos, añadió Yadav, que concretó que encontraron los cuerpos enterrados en una zona donde continúan "desaparecidas unas 150 personas", entre ellas otros cuatro españoles. El ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, los dio por muertos hace semanas, después de que incluso un operativo de la Guardia Civil y de la UME viajase a la zona para ayudar en las labores de búsqueda y rescate.

Las víctimas serían Roser Palau, una española de 37 años que se encontraba haciendo trecking en la región de Langtan, más el aragonés Mixel Pizarro y la cántabra Isabel Ortiz, así como de los asturianos Sabino Fernández, Jesús Monteirín, Egidio García y Ángel Hernández Muñiz, también haciendo montañismo o turismo de aventura, cuya localización exacta era menos precisa.

Y LLEGA LA AYUDA DE PASABAN

La montañera Edurne Pasaban no lo dudó y en cuanto tuvo conocimiento del terremoto que había asolado Nepal decidió viajar hasta este país del Himalaya para ayudar a su gente, a la que "tanto debe" según reconoce, a través de la fundación que creó hace diez años.

Pasaban, que ya ha recaudado 60.000 euros para los afectados por el seísmo, llegó a España el pasado domingo desde Katmandú después de haber permanecido dos semanas en algunas de las zonas más afectadas por el sacudida de 7,9 grados en la escala Richter que el 25 de abril dejó más de 8.800 muertos, 23.000 heridos y un pueblo arrasado.

La primera mujer que coronó las catorce cimas de más de 8.000 metros del planeta creó la Fundación Montañeros por el Himalaya, destinada a la educación de los niños nepalíes y construyó una casa, el Kailash Hostel de Katmandú, donde estudian 113 niños.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

ESPACIO ECO