NOTICIAS
07/06/2015 16:56 CEST | Actualizado 08/06/2015 17:01 CEST

Marc Gasol: "Se está utilizando a los deportistas"

GTRES

Séptimo año en la NBA, un salto para la historia junto a su hermano Pau en el All Star y Premio Princesa de Asturias del Deporte. Marc Gasol cierra un año brillante en lo personal y notable en lo colectivo (semifinal de Conferencia) con la dudas del Eurobasket y el posible cambio de aires en el horizonte. La del mediano de los hermanos Gasol es una historia de lucha y trabajo. Con 16 años comenzó a hacerse un nombre en el Lausanne Collegiate School de Memphis, pero no lo tuvo fácil a pesar de sus grandes números. Regresó a Barcelona dos años después para construir la casa desde abajo y ser importante en la ACB antes de dar el salto. Pero sus tres primeros años no fueron lo que esperaba. Desempeñó un papel secundario y algunos cuestionaban incluso el físico de un chico que, al fin y al cabo, no tenía ni 20 años.

Sin embargo, 2006 cambió su vida. Ganó el Mundial con España y se marchó al Akasvayu Girona, club en el arrancó una trayectoria ascendente que todavía no ha tocado techo. En 2007 fue elegido por Los Lakers en la 2ª Ronda del draft y en 2008 Memphis se hizo con sus derechos deportivos en la operación que llevó a Los Ángeles a Pau. Allí, en la ciudad de Elvis, Marc es el nuevo rey. Mejor defensor del año en 2013 y balance récord de victorias esta temporada para un jugador ejemplar dentro y fuera de la cancha, un currante comprometido al que algunos han pretendido mezclar en los últimos días con polémicas como la del himno. Pero con Marc pinchan en hueso. El pívot español estrena las entrevistas en positivo de 'Así Sí', la iniciativa global del HuffPost en busca de ejemplos de superación que contagien a la sociedad.

Pregunta. Un Premio Princesa de Asturias del Deporte no parece un mal broche para una temporada. ¿Qué significa para ti ?

Respuesta. Es un honor, la verdad. Sobre todo porque es un reconocimiento que va más allá de la vertiente deportiva e incide en el impacto que tienes en la sociedad y tus valores como persona. Para mí no es tan importante que te den premios por meter canastas o por tu trayectoria profesional. Lo que me hace realmente feliz es el reconocimiento personal que representa y, especialmente, poderlo compartir con Pau.

P. El premio es una gran noticia que llega en pleno debate sobre la pitada al himno en la final de la Copa del Rey. Unos hablan de falta de respeto, otros de libertad de expresión... Y los deportistas, como tú esta semana, estáis en el medio. ¿Cansa?

R.Pues voy a aprovechar esta pregunta para intentar explicar un par de aspectos que me interesan. En primer lugar, creo que la opinión de los deportistas sobre temas sociales y políticos, en muchas ocasiones, se usa de una forma inadecuada. Se utiliza a los deportistas. Por otro lado, solo decir que siempre seré una persona que apoyará y defenderá que la tolerancia y el diálogo sean los valores que fundamenten cualquier temática pública y social [Esta semana Marc consideró que "pitar es manifestar una opinión de manera pacífica"].

P. All Star y semifinal de conferencia, ¿cómo valoras la temporada?

R. Nunca valoro las temporadas a nivel personal. Siempre miro la temporada global del equipo y lo valoro acorde a la misma. Es innegable que este año he recibido muchos reconocimientos personales, pero estos sólos, sin resultados de equipo, para mí tienen un valor inferior. Podemos poner un notable a la temporada de los dos, aunque creo que aún se puede mejorar bastante.

P. Hay una espina clavada con la selección. ¿Te veremos en el Europeo?

R. Siempre que no se consiguen los objetivos que te marcas en un equipo es una lástima; pero te ayuda a mejorar de cara al futuro. La decisión del Europeo la tomaré una vez tenga tomada la decisión de equipo en la NBA y teniendo en cuenta su opinión. Obviamente, soy consciente de que también tengo un compromiso con el equipo con el que esté, además de muchos años de acumulación. Por lo tanto, hay que verlo todo en conjunto y tomar la decisión más consecuente.

P. ¿Habrá cambio de aires para luchar por el anillo?

R. Pues no lo sé… Ya veremos. Mi deseo sería competir por el anillo y, de hecho, es lo que hago todos los años. Esta temporada hemos estado a un pasito de jugar la final de Conferencia y no ha podido ser. Hace un par de años también estuvimos allí… Y bueno, poco a poco, intentas dar el último salto que quizá es el más difícil.

P. Como sabes, esta entrevista es para una sección que busca, entre otras cosas, casos de superación, así que vayamos al pasado. Hay un momento en tu carrera en el que Pau ya está arriba y hay quien duda de que tú, en ese momento en el Barça, también llegues. ¿Cómo das la vuelta a eso?

R. No sé, la verdad. Siempre he sido una persona a la que no le afecta demasiado lo qué piensan los demás, especialmente cuando las opiniones proceden de personas que no me conocen o no forman parte de mi círculo próximo.

P. En ese primer momento en el que te estás formando como jugador se te trata de 'hermano de', ¿eso pesa o ayuda?

R. Ni pesó ni ayudó. Como te dicho antes, le doy poca importancia a lo que opina la gente.

P. Hablemos de vuestro hermano Adriá. Se dice que aquella portada de Gigantes no le vino bien y que pudo haberse visto presionado a jugar al baloncesto. Supongo que vosotros dos habéis tenido un papel fundamental para alejar el sentimiento de frustración de su cabeza y mostrarle que el éxito no es solo el baloncesto. Me gustaría saber cómo habéis enfocado este tema como hermanos.

R. Está clarísimo de que la vida va mucho más allá de estar debajo de los focos. La felicidad no depende de ello y la satisfacción es fruto de una combinación de cosas. Adrià ha tomado el camino de los estudios, y estoy muy orgulloso y contento de que las cosas le vayan bien.

P. Con Gasol Foundation os habéis centrado en ayudar a los niños. ¿Cómo surge la idea y qué estáis consiguiendo?

R. Cuando colaboras con distintas entidades y hospitales, te das cuenta de que lo que de verdad quieres es dejar tu propia huella. Por eso decidimos crear nuestra propia fundación, para ayudar más y sentirnos más cómodos con ello. Nos enfocarnos en el ámbito de la alimentación y el deporte en la etapa de crecimiento de los niños ya que, para nosotros, es un tema prioritario. La misión de nuestra fundación es dar a conocer entre los jóvenes la importancia que tiene el deporte y la alimentación para su salud. A través de distintas acciones, intentamos motivar y incentivar a los jóvenes para instaurar los buenos hábitos alimentarios y deportivos.

P. Aprovechando que hablamos de niños, si un hijo tuyo te dijese que quiere ser jugador de básket, ¿qué le dirías, a por todas o primero estudia?

R. Sinceramente, no le diría lo que tiene o no tiene que hacer. Creo que lo importante es inculcarle los valores de esfuerzo y compromiso con las cosas. Las decisiones y los errores los tiene que afrontar cada uno. Tu no puedes proteger a un tu hijo para que no cometa errores, sino que debes apoyarlo cuando lo necesite y estar siempre allí.

P. Al deportista se le exige que juegue bien y que sea perfecto y ejemplar fuera de la cancha. ¿Te parece justo? ¿Crees que puedes influir con tu comportamiento en chavales?

R. Los deportistas estamos expuestos a muchas cosas y a veces te sientes un poco en el punto de mira. ¿Justo o no justo? Es bastante subjetivo. Creo que, al final, con tus acciones en el día a día tienes que intentar ayudar a la gente, en especial a los más jóvenes. Obviamente, no somos perfectos ni mucho menos y, como todos, cometemos errores. Pero el error es parte de la vida, parte del proceso de aprendizaje. Lo importante es que la gente no dé tanta importancia a los errores y te valore por el conjunto.

P. ¿A quién tiene que dar las gracias Marc Gasol?

A todo el mundo en general que me ha apoyado y ha estado a mi lado durante estos años. Siempre digo lo mismo, pero hay personas muy importantes en mi vida, muchas de las cuales no están directamente relacionadas con el mundo del deporte. En especial, me gustaría dar las gracias a mi familia más inmediata, a mi mujer y a mi hija, que se han convertido en pilares fundamentales en mi vida. Sin ellas no estaría donde estoy. También a mis padres, mis hermanos, mis amigos… por estar siempre ahí.

P. El salto a la NBA es duro, hay que hacerse respetar con mucha gente que viene de la calle. Cuéntame cómo se curte un chico que llega a EEUU tan joven.

R. Tienes que entender lo que comporta este mundo y valorar hasta qué punto te apetece estar dentro. Tuve suerte de rodearme de buenos compañeros durante mi etapa de high school, que me ayudaron a integrarme al baloncesto y al ritmo de vida americano. Allí, ellos tuvieron gran peso. En mi etapa inicial, me aseguré de tener a un compañero de equipo en cada clase para que me ayudaran con el tema del idioma. Hoy, con muchos de ellos he perdido el contacto, pero tengo muy buen recuerdo de esa época.

P. ¿La fama aleja a la persona de los problemas de la sociedad?

R. Yo creo que no. Vivo en dos sociedades ahora mismo y siempre intento ayudar y aportar mi granito de arena en ambas. Sí que es cierto que, al llevar un ritmo de vida tan intenso, se te escapan algunos detalles. No obstante, siempre intentas ayudar desde tu posición.

P. Con ese ritmo, ¿da tiempo a hacer autocrítica y arrepentirse de algo?

R. De muchísimas cosas… Pero es parte del aprendizaje de las personas y parte de la mejora. Creo que no es relevante ahora mismo que me ponga a decir de qué cosas me arrepiento. Lo importante es cómo reaccionas a esas cosas y cómo corriges tus errores. Creo que es fundamental no dejar que el error te envuelva y te hunda, sino intentar mejorar y tirar hacia delante. En la vida se trata de esto.

P. ¿Qué te gustaría hacer cuando te retires? Si pudieras dibujar tu vida sería...

R. Primero de todo, creo que lo más importante es la salud. Espero poder estar aquí durante mucho tiempo y poder disfrutar de mi mujer y mi hija. Para mí esto es fundamental después de estar muchos años jugando y dando vueltas por el mundo. A nivel profesional, el baloncesto me ha dado mucho y llevo tantos años practicándolo que creo que algo relacionado con él haré, aunque quizá desde una vertiente más ejecutiva. Estoy muy ilusionado con un nuevo proyecto que tenemos entre manos con un Club de Baloncesto en Girona para niños. La verdad es que estamos trabajando muchísimo y, de momento, tanto los niños como los padres están muy contentos. Esperamos consolidarnos en Girona en los próximos años.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR