TENDENCIAS
08/09/2015 08:23 CEST | Actualizado 08/09/2015 08:23 CEST

Joyas de diseño, un negocio al alza

GTRESONLINE

El sector mundial de joyería es uno de los más pujantes, incluso durante la crisis. Si bien es cierto que las piezas importantes se han vendido menos, durante los últimos años han surgido infinidad de marcas de diseño que han apostado por los complementos o simplemente han surgido como compañías dedicadas a la bisutería de alta gama. Son piezas hechas en plata y oro de 14 o 18 kilates, que utilizan piedras semipreciosas, y que se sitúan un nivel por encima de la denominada bisutería de lujo.

La fast fashion (moda de consumo rápido) que define McKinsey ha llegado a la joyería, y lo ha hecho para quedarse. Los datos son abrumadores, las ventas de joyería de lujo y joyería de diseño alcanzarán los 250.000 millones de dólares (225.000 millones de euros) en el año 2020. El pasado año el sector alcanzó unas ventas de 148.000 millones de dólares (132.000 millones de euros), y ha mantenido un crecimiento estable durante la crisis de entre el 5%-6% por año. De este total, a juicio de los expertos, la joyería de diseño está experimentando unos crecimientos anuales en ventas del 6% y la razón hay que encontrarla no sólo en los precios, también en internet. El hecho de que estas firmas hayan llegado al mundo online mucho antes que las marcas tradicionales—Cartier, Harry Winston o Chopard— les ha permitido no sólo ganar cuota de mercado, sino también lanzar colecciones más lujosas a precios mas altos y venderlas íntegras gracias a la relación de confianza creada con el usuario.

En España hay varios casos representativos de este tipo de firmas que se están internacionalizando a gran velocidad, y que se están poniendo de moda en todo el mundo. OhMyGod! es la firma de joyería premium de Nicol's. Está hecha para mujeres jóvenes que quieren lucir joyas de temporada sin perder calidad en sus diseños y materiales. El éxito fue rotundo desde su nacimiento y su directora creativa Patricia Nicolás —que reside en Londres— acertó con los diseños boho-chic, y grandes piezas de color engarzadas en novedosos materiales. "Con OhMyGod! quisimos responder a una necesidad de las mujeres jóvenes que no quieren hacer una gran inversión en joyas importantes pero que no quieren renunciar a llevar complementos de moda y únicos", asegura Daniel Nicolás, directivo de la empresa. Oro, plata, piedras semipreciosas, perlas y otros materiales mucho más innovadores, como terciopelo o cristal de roca, son un must en cada una de sus colecciones.

Animal Obsession es una colección inspirada en todo tipo de animales, llena de arte, colorido y creatividad. Bloom Floral, para aquellos que prefieren las flores, se compone de anillos tallados a mano en cuarzo rosa y aventurina verde. O incluso la colección Antique Diamonds que reactualiza los diseños de joyas antiguas.

UNOde50 es otra de la firmas made in Spain que apostó desde el principio por este tipo de joyería. La plata fue su señal de identidad y desde su nacimiento la expansión ha sido imparable. Hasta en Boston te encuentras tienda Unode50 en su mítica Faneuil Hall. La firma nació a finales de los 90 de la mano de un equipo de creativos que decidieron hacer un estilo de joyería que rompiese con todo lo que existía hasta ese momento. La marca comenzó con la exclusiva filosofía de crear 50 unidades de cada diseño, de ahí su nombre. La elaboración de sus piezas sigue un proceso único: todo (diseño del producto, modelado, fundición, baños, montaje y manipulado) está realizado íntegramente en España.

La tercera de esta lista es Aristocrazy. Se trata de una creación de una familia de tradición joyera en España, la familia Suárez. En el año 2010 vieron la oportunidad de lanzar una línea de diseño sin perder su esencia. Nacieron para crear joyas que pudiesen incluirse en los circuitos de compras de las principales ciudades españolas y del mundo, y con el objetivo de transformarse en moda en sí misma. Para ello se alió con conocidos diseñadores tanto a nivel nacional como internacional. Es la joyería high end a precio asequible.

De moda en Europa y con una gran inversión publicitaria en España desde hace un par de años está la firma griega Folli Follie, un imperio que ha sabido diversificar en joyería y complementos y crear un estilo de vida. La reina Letizia es fan de la marca, como también lo es de la joyería de Mango, una de las grandes marcas que ha sumado a su catálogo de negocio los complementos de joyas asequibles.

La reina Letizia, con pendientes de Folli Follie en la visita oficial de los reyes a París celebrada en junio.

En Estados Unidos, Guess ha lanzando la colección Guess Jewellery, decorada con cristales Swarovski, símbolo indiscutible de refinamiento y calidad. La firma vaquera busca una línea atractiva para todas las edades con estilos más look of real y jewel box, como la línea Jasmine, con patrones que hacen referencia a los palacios árabes. En palabras de Carlos Montes de Oca, gerente de marketing de la unidad de joyería de la marca californiana: "Nuestra meta es crear y reflejar nuestro deseo de mantenernos al frente del mercado. Al ser un protagonista global, en el campo de la joyería de moda estamos trabajando con las industrias más experimentadas y avanzadas; buscando siempre mejorar la calidad de nuestros productos".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: