ECONOMÍA
28/10/2015 17:37 CET | Actualizado 28/10/2015 17:37 CET

9 gráficos que explican de verdad la situación del empleo en España

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) se está convirtiendo en una máquina de generar parados de larga duración, ha asegurado este miércoles el director del servicio de estudios de Randstad Research, Valentín Bote, quien también ha augurado que la tasa de paro no bajará del 20% hasta primavera.

El documento, que refleja que el motor del empleo asalariado en el tercer trimestre fue el empleo temporal, incluye una serie de gráficos que explican cómo es la situación del empleo en España, no tan positiva como el Gobierno está intentando vender en los últimos meses.

Aquí tienes algunas pistas para entender bien los datos del paro en España.

  •  
    Randstad explica que la evolución de las subidas salariales pactadas y revisadas en convenios colectivos pone de manifiesto "el proceso de moderación en los crecimientos salariales."
  •  
    La firma indica que la evolución temporal de los salarios medios "ha sido de una progresiva moderación de sus crecimientos" en todos los sectores. En otras palabras: los sueldos han bajado.
  •  
    Randstad subraya que un elemento diferenciador del mercado español respecto al núcleo central de países europeos es el elevado nivel de temporalidad en el empleo. La media de la UE se situó en 2014 en el 15,2%, frente al 24% de España en ese momento.
  •  
    La tasa media de paro en la UE es del 9,5%, mientras que en la zona Euro se sitúa en el 11%. España comparte con Grecia los puestos de mayor tasa de desempleo.
  •  
    La tasa de paro juvenil sigue siendo una enfermedad. Sólo a partir de los 35 años, las tasas de paro alcanzan en estos momentos registros inferiores al 20%.
  •  
    Desde la llegada de la crisis se ha disparado el desempleo de larga duración. El fenómeno comienza a corregirse, pero todavía se cifra en 2,35 millones de personas.
  •  
    La firma admite que se están produciendo recuperaciones en las tasas de empleo en todas las franjas de edad, pero subraya que la crisis ha generado caídas especialmente intensas, de unos 20 puntos, en las tasas de empleo de los más jóvenes.
  •  
    Randstad constata que desde finales de 2007 la pérdida de empleo se ha concentrado en los segmentos más jóvenes de la población. Los menores de 25 años han perdido 1,08 millones de empleos, pese a que la población se redujo en 668.000 personas en ese segmento de edad, mientras que la franja de 25 a 34 años perdió 2,32 millones de ocupados.
  •  
    El número de activos en la franja de edad de entre 25 y 34 años no ha dejado de descender desde 2008. Eso provoca un envejecimiento del mercado laboral debido, sobre todo, a la emigración y al desánimo.