POLÍTICA
10/01/2016 14:00 CET | Actualizado 10/01/2016 18:42 CET

Mas: "Era más parte del problema que de la solución"

EFE

Ayer fue el momento de sorprender a todos con un acuerdo in extremis y hoy tocaba dar explicaciones en el propio partido. El presidente de la Generalitat en funciones y de CDC, Artur Mas, ha afirmado este domingo que "el proyecto soberanista es en estos momentos el único con cara y ojos en Cataluña", mientras que el resto de fuerzas e ideas están diseminadas.

Lo ha dicho en su discurso de clausura del Consell Nacional de CDC previo al pleno de investidura que esta misma tarde debe votar a Carles Puigdemont -también presente en el Consell- como presidente del Govern tras el pacto entre Junts pel Sí y la CUP, cuando ya todas las formaciones auguraban unas nuevas elecciones en marzo, ante la falta de sintonía entre los negociadores.

Mas ha recibido una intensa ovación al principio de la reunión, durante la que ha logrado no emocionarse, y antes de su discurso de cierre ha recibido otra de unos cinco minutos y con los convergentes en pie al grito de "president" e "independencia". "Os debo confesar que nunca me habían aplaudido tanto como el día de mi dimisión", ha bromeado el presidente saliente.

"ESTABAN A PUNTO DE BRINDAR CON CAVA"

El acuerdo alcanzado ayer para proponer un nuevo president permite, según ha defendido Mas, seguir con el proceso soberanista y eso ha hecho "saltar las alarmas" en el Estado español, donde algunos estaban a punto de "brindar con cava".

En su último discurso como presidente de la Generalitat ante CDC, ha justificado de nuevo su renuncia en aras de la estabilidad del futuro Ejecutivp y ha avisado a la CUP de que él y "todos" en Convergencia estarán atentos para "denunciar" si el partido antisistema cumple sus compromisos del pacto. La primera prueba de fuego será la votación de esta tarde en el Parlament.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

Carles Puigdemont, el nuevo candidato a president, tras Artur Mas en la convención de CDC.

Sobre su futuro, el sucesor de Jordi Pujol ha reiterado que su renuncia a la reelección no supone dejar la política: "Sigo estando, cuento para el presente, cuento para el futuro". Ahora quiere, dice, afrontar la anunciada renovación de CDC y que no descarta volver a ser candidato algún día.

MÁS PARTE DEL "PROBLEMA"

Mas ha justificado su renuncia a la reelección recordando que ya había dicho hace tiempo que se iba a retirar cuando creyera que era un problema, fuera "justo o no" para él. Este fin de semana ha considerado que formaba parte "más del problema que de la solución", y cree haber tenido la perspectiva y lucidez suficientes para comprenderlo y renunciar, según ha dicho.

"No había contado con dejar de ser presidente", ha asegurado, pero debió decidirlo en horas, y así lo hizo, por lo que telefoneó a Puigdemont para citarlo a media tarde en la Generalitat y ele propuso ser el candidato.

Mas ha destacado que el también alcalde de Girona también lo tuvo difícil porque debió decidir, no ya en horas, sino en minutos, por lo que le ha agradecido el "coraje" de aceptar, tras lo cual Mas telefoneó a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, para anunciárselo.

Al final del Consell, tras cantar todos el himno de Catalunya, se han saludado Mas y Puigdemont, que ha salido del Consell sin querer hacer declaraciones y constantemente saludado por los convergentes, que le han abrazado, le han deseado suerte y se han fotografiado con él.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

ESPACIO ECO