POLÍTICA
05/02/2016 09:50 CET | Actualizado 05/02/2016 11:25 CET

Pedro Sánchez: "Soy realista, pido lo imposible"

EFE

Pedro Sánchez no lo ve fácil, pero lo va a intentar. El candidato del PSOE a la presidencia, propuesto esta semana por el rey Felipe VI para que se presente a la investidura, ha defendido en los micrófonos de la Cadena SER lo que ha llamado "un paso al frente" y su "responsabilidad" para intentar formar un Gobierno.

"Voy a intentarlo, voy en serio", han sido sus primeras palabras, antes de asegurar que las opciones que tenía eran "o hacer un Rajoy o dar un paso al frente". "Mi responsabilidad es que España tenga un Gobierno", ha insistido Sánchez, quien, aun así, lo ve complicado.

(Sigue leyendo después del audio...)

"Soy de mayo del 68, soy realista y pido lo imposible", ha afirmado cuando se le recordaban las palabras del presidente de Castilla-La Mancha, el también socialista Emiliano García Page, que pidió no generar "expectativas frustradas". "Soy consciente de que asumo un riesgo", ha respondido.

Sánchez reconoce que es muy difícil lograr su objetivo y mucho más hacerlo en una primera votación para la que necesita mayoría absoluta. "Lo veo complicado, no quiero levantar falsas expectativas, pido lo imposible", ha reiterado.

Para ello, el candidato del PSOE ha pedido a Ciudadanos y a Podemos que le acompañen en ese "paso al frente" mirándose "de frente" y no "de reojo". "Estamos en un tiempo nuevo y eso exige pensar las cosas de forma distinta", ha proseguido Sánchez, respondiendo a las palabras de Felipe González, que pidió dejar gobernar al PP.

"Es muy difícil, claro, lo sé, porque los españoles han dejado unos números complejos", ha reconocido el candidato socialista, quien se pregunta "cuál era la alternativa del PSOE". "¿Dejar que Gobierne el PP? ¿Bloquear las instituciones? La alternativa era aprovechar la oportunidad", ha afirmado.

SIN MIEDO A PODEMOS

Sobre las relaciones con Podemos, ha reconocido que no le gustó la "imposición, no oferta" de Pablo Iglesias y espera que la petición de la formación morada para que la investidura se haga en 15 días "sea por el mismo objetivo, que España necesita un Gobierno para hacer reformas progresistas".

Sánchez asegura que no le da miedo un acuerdo con Podemos "siempre que se garantice la estabilidad económica" y pide no caer "en frentes". "El cambio que nos han pedido no es replicar un frente en la izquierda al frente de la derecha que hemos sufrido con el PP", ha asegurado el dirigente socialista, que insiste en "mirar a izquierda y a derecha".

¿Y LA REFORMA LABORAL?

Preguntado por las diferencias con Ciudadanos en materias como la derogación de la reforma laboral, una promesa electoral de Sánchez en campaña, así ha respondido el candidato del PSOE:

"Hay muchísimas cosas de la reforma laboral que podemos derogar y luego hay otras que tenemos que dejar en el lugar en el que se tienen que resolver, que es en el diálogo social quebrado estos cuatros años por el PP. Hay que recordar que cuando se aprobó, mejor dicho, cuando se impuso la reforma laboral de Rajoy, previamente ya había un diálogo, una negociación por parte de trabajadores y empresarios, que fue rota precisamente por esta imposición. Con lo cual hay elementos que tienen que instalarse en el diálogo social y que tienen que ser resueltos por los trabajadores y empresarios".

Preguntado si eso suponía no derogar "entera" la reforma del PP, Sánchez ha dicho que su propuesta es "derogarla entera" pero que "derogar entera la reforma laboral exige tocar más de 20 reales decretos" y que "no podemos dejar en el limbo jurídico las relaciones laborales".

TE PUEDE INTERESAR

APRENDE A USAR TU DINERO