TENDENCIAS
06/02/2016 10:10 CET | Actualizado 06/02/2016 19:48 CET

Dani Rovira, sobre los Goya: "La gente me va a esperar con el hacha"

EFE

Dani Rovira está más preparado que nunca. Sabe qué es presentar una gala de los Goya, ya lo hizo en 2015 con gran éxito de audiencia. Sabe también cómo hay que afrontar una segunda parte: en noviembre estrenó Ocho apellidos catalanes, la secuela de la taquillera Ocho apellidos vascos. Y lleva doce meses sabiendo que iba a tener que enfrentarse a este examen llamado presentar la 30ª gala de los Goya (sábado 6 de febrero, 22:00, TVE).

"A los dos o tres días de acabar la gala, la Academia empezó un poco a ronearme y, aunque se hizo oficial meses después, prácticamente acordamos tres días después que lo volveríamos a hacer", confiesa el actor en una entrevista con El Huffington Post días antes de la cita.

El encuentro es en el despacho de Antonio Resines, presidente de la Academia de Cine, en la sede que el ente tiene en la calle Zurbano de Madrid. Rovira se muestra relajado y sonriente, pero reconoce que es consciente de que el sábado 6 habrá muchas miradas puestas en él. "Me da la sensación de que este año la gente va a esperar un poco más con el hacha, pero me da igual. Voy a hacerlo lo mejor que pueda y ya", asegura el cómico que insiste en que está tranquilo (o, al menos, estar trabajando para que el sábado sea así).

SEDUCIENDO A DANI

El presentador de la 30ª gala de los Goya no es el primero que repite en esta labor. Andreu Buenafuente y Eva Hache también hicieron doblete recientemente. El catalán condujo la ceremonia número 25, en 2010, y la convirtió en la más vista de la historia de los Goya. Rovira puede presumir de haber conducido la tercera con más share29,4%— y también la más larga de la historia. ¡Duró tres horas y 47 minutos!

¿Te quedan ganas de más después de lo larga que fue la gala en 2015?

¿Si me quedaron ganas? Pues aquí me tienes. Esta es la respuesta. Yo me lo pasé muy bien, fue muy duro porque hubo que ensayar mucho, fueron muchas horas. Es un desgaste cognitivo, físico y emocional muy grande, pero me lo pasé tan bien que a los dos o tres días de acabar la gala ya habíamos acordado que íbamos a repetir.

¿Exactamente igual?

Este año hemos aprendido un poquito la lección del año pasado y vamos a intentar que no supere las tres horas, pero es muy difícil. No deja de ser una gala donde se dan 29 premios y si te limitas sólo a repartirlos es una gala aburrida y si metes fiesta y espectáculo se hace larga.

Si te limitas sólo a dar premios es una gala aburrida y si metes fiesta y espectáculo se hace larga"

¿Qué tienen de especial para ti los Goya?

Me siento muy cómodo porque, a pesar de que formas parte de una gala donde hay ciertas cosas que hacer y representas en cierta manera a una institución como la Academia, sí que me dejan poner mi impronta. Los textos en un teatro no suelen hablar de cine, y ésta es una oportunidad muy chula de poder hablar y poder hacer chistes o criticar a gente o personas que están ahí. Eso es una oportunidad muy bonita, sé que soy muy envidiado dentro de los cómicos, es como un legado que tengo… y digo, lo voy a hacer en vuestro nombre

UN GUIÓN A CUATRO BANDAS

Dani Rovira se pone otra vez delante y también detrás de las cámaras. Si bien este año intentarán que los Goya no sean tan largos como los de 2015, sí hay fórmulas del año anterior que se repiten. Rovira vuelve a firmar el guión. Lo acompañan la coordinadora Sonia Gómez y sus amigos, los también cómicos José Juan Vaquero e Iñaki Urrutia. Este último se incorpora a los otros tres, que ya trabajaron juntos en 2015.

¿Cómo se escribe el guión de los Goya?

Te reúnes primero con el equipo de guionistas y antes de las nominaciones se hace una lluvia de ideas, de chistes, líneas, pasos a seguir… Luego poco a poco vas aterrizando. Este año hemos tenido la suerte de que las nominaciones han salido con más antelación respecto a la gala. Después hemos estado cuatro o cinco días por ahí perdidos en una casita José Juan Vaquero, Urrutia y yo. En cuatro días pudimos tener la fumata blanca. Habemus guión.

¿Ha sido más difícil este año con un gobierno en el aire?

No, no. Es que cada año hay una movida. Antes me preguntaban cómo iba a ser el guión, si iba a tener más cuidado por el momento político... Pero el año pasado también era un momento político complicado, y cuando no es la corrupción son las elecciones, y cuando no son las vacas locas... Cada año hay cosas diferentes.

Pero se tiene margen de maniobra, ¿no? Porque en una semana pueden pasar muchas cosas...

Digamos que se tiene el guión en un documento de Word abierto y no se pasa a PDF hasta el final, aunque en líneas generales podemos decir que el 90-95% del guión ya está.

El año pasado también era un momento político complicado, y cuando no es la corrupción son las elecciones, y cuando no son las vacas locas..."

¿Qué es más fácil: escribir el guión cuando eres novato y no se conocen tus chistes o ahora que ya sabes qué gusta a la gente?

Me da la sensación de que el año pasado podía ser más fácil por la inconsciencia y porque tengo la sensación de que el público al principio te da ese voto de confianza. Como eres el nuevo, te dan más licencias, te permiten un poco más… No sé, lo mismo son impresiones mías. Me da la sensación de que este año la gente va a esperar un poco más con el hacha, pero me da igual. Voy a hacerlo lo mejor que pueda y ya.

30 AÑOS ES MUCHO

Salga como salga, y sin intención de meter presión, Dani Rovira pasará a la historia de la Academia de cine como el presentador de la gala número 30. Una cifra demasiado redonda como para dejarla pasar por alto y hacer una gala al uso.

El año pasado para la gala número 29 de los Goya aprendiste a bailar claqué. Este año siendo la 30ª, ¿qué podemos esperar? ¿Vas a innovar? ¿Cantarás un rap con Resines?

No voy a hacer nada que no se haya hecho en televisión, eso es imposible, pero sí que vamos a intentar hacer una combinación de ideas que puedan llegar a ser únicas. Seguiremos combinando cosas. Si el año pasado la apertura fue un número sencillo en el que jugábamos con la emoción y reivindicación, un número muy solemne como Los Miserables… Este año haremos una cosa totalmente diferente. Muy difícil de superar, sí, pero como a nivel emocional ya tocamos techo pues vamos a buscar otra cosa. Y como los 30 años no deja de ser un aniversario, va a ser muy diferente. Sinceramente, lo mismo diciendo esto me pillo los dedos, pero si sale todo tal cual se está ensayando, pienso que podría ser la mejor apertura de la historia de la gala de los Goya.

Te veo con arnés...

Hemos apostado muy alto, intentaremos que todo salga bien, pero es verdad que el hecho de que todo salga bien es que muchísima gente lo clave, no sólo yo.

¿Va a haber una ambulancia fuera?

Incluso dos. Siempre hay que apostar alto y siendo conscientes de las limitaciones que tenemos todos, pero está diseñado para que sea una de las mejores aperturas que se recuerden.

Si sale todo tal cual se está ensayando, pienso que podría ser la mejor apertura de la historia de la gala de los Goya"

Tú tienes mano en el guión, ¿pero qué pasa con los extras que rodean al guión como el número de claqué o la apertura?

Este tipo de cosas sí que es verdad que es labor del director, de Juan Luis Iborra. Todo lo que tiene que ver con la apertura y todo lo que tiene que ver con lo que no es el guión lo lleva él, pero sí que es verdad que Iborra fue una de las condiciones que puse este año. Es un tío que además de tener talento y el culo pelado en estas cosas, tiene muy buen carácter, es muy dialogante… Se trabaja muy bien con él. Sí, es verdad que lo del claqué del año pasado fue idea de Iborra. Se sentó conmigo y me dijo: 'Me encantaría que hicieras un número de claqué'. Yo le dije: '¿Tienes profesor?' 'Sí, John O'Brien... y siempre estamos a tiempo de que si una semana antes no está bien, no se hace'. Él es el que crea esas ideas a nivel de dirección

¿Y tú eres el que mete la broma del Opel Kadett?

Fue muy discutido lo del Opel Kadett porque la gente decía que no se pueden decir marcas… No se pueden decir marcas, no se puede nombrar a un actor de Hollywood… Y al final esas pequeñas cosas son las que quedan y los de Opel están muy contentos.

UNA SEMANA MEMORIZANDO

Un año sabiendo que va a presentar la gala, un mes preparando el guión (desde que se supieron las nominaciones) y más de una semana ensayando. Para que todo vaya sobre ruedas durante, Dani Rovira y todos los que participan activamente en la ceremonia del día 6 han pasado los últimos siete días ensayando. "En la última semana se junta y se empasta todo, pero yo con los ensayos llevo un mes", explica el actor.

¿No hay momento para el descanso?

Poco. También tengo el trabajo de memorizar porque una de las cosas que hice el año pasado y que este año voy a repetir es que no llevo promter. No leo, está todo aquí [dice señalándose la cabeza] Entonces sí que en los ratos que tengo en casa, no me tiro en el sofá a ver una peli o me voy a tomar una cerveza. Los ratos libres son para hacerme croquis y estudiar. Hacerlo todo muy bien para poder disfrutar el día de la gala

Y una vez que pase la gala, ¿te preocupa lo que dice la gente?

Si dijera que no me preocupa estaría mintiendo, al fin y al cabo es importante. Pero yo digo lo mismo que dije el año pasado, yo soy mi mayor crítico. No soy una persona excesivamente permisiva con lo que hago pero tampoco soy un nazi, creo que me juzgo con la intensidad y sin exageraciones. Entonces si yo acabo la gala y yo estoy contento con mi trabajo, el resto me da igual. Yo, y la gente que está a mi alrededor con criterio.

¿Qué va a hacer Dani Rovira a partir del domingo?

El domingo voy a desconectar el móvil, las redes sociales y voy a disfrutar de un día de tranquilidad y ya el lunes por la mañana temprano me voy a Barcelona que empiezo a rodar [100 metros, su primer papel dramático]. A partir de ahí me quito la barba y a otra cosa mariposa .

¿Cuándo vas a descansar?

Pues seguramente, a partir de abril o mayo

¿Y cuándo vas a volver a hacer monólogo sobre el escenario?

Pues voy haciendo pildoritas, pero quiero sentarme a escribir un espectáculo y me están coqueteando para hacer una obra de teatro. Tengo muchas ganas. El escenario no lo dejo, me agarro a las tablas porque soy carne de escenario.

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

EL HUFFPOST PARA IKEA