POLÍTICA
21/04/2016 15:40 CEST | Actualizado 21/04/2016 17:40 CEST

La prensa planta a Pablo Iglesias por sus declaraciones sobre un periodista de 'El Mundo'

Varios periodistas han abandonado la conferencia que estaba dando el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en la Universidad Complutense, donde ha acudido a presentar el libro En defensa del populismo de Carlos Fernández Liria, en protesta por sus declaraciones en referencia a un periodista del diario El Mundo.

Iglesias ha comenzado así su discurso en la presentación (a partir del minuto 1:13:00):

"Yo me enfrento a dos retos. Uno, explicar por qué este libro de Carlos es fundamental para entender Podemos, que los tres malvados que me han precedido no lo han explicado y me toca explicarlo a mí. Y en segundo lugar, tengo que evitar que Álvaro Carvajal, que es un periodista, tiene aspecto de epistemólogo, pero es un periodista del diario El Mundo, me saque un titular del tipo: Pablo Iglesias: 'Vamos a hacer que España se masturbe con nosotros'. Y eso no es fácil.

Después volveré con Álvaro Carvajal porque voy a utilizar a los periodistas que nos siguen como recurso para explicar ciertos elementos que vinculan a Podemos con el psicoanálisis. Creo que entre periodistas y Podemos se ha generado una... les veo con cara de miedo por primera vez a los periodistas... se ha generado una cierta relación psicoanalítica que sirve para explicar muchas cosas. Otro posible titular de Álvaro Carvajal: Pablo Iglesias alienta el linchamiento de un periodista en la Complutense".

Poco después, en efecto, tras asegurar que Podemos es "sexy" y que genera reacciones no racionales entre la gente, volvió a hablar sobre los periodistas para decir lo siguiente:

"Eso es una característica fundamental de Podemos, que se expresa en la pasión política que siente mucha gente, pero de nuevo, en la relación que tienen con nosotros nuestros adversarios e incluso los periodistas. Entonces, traigo aquí de nuevo a los periodistas para explicar esa relación freudiana.

Álvaro Carvajal o alguien que no fue Álvaro Carvajal o fuentes internas de Álvaro Carvajal, vino a contar una vez... Digamos, la historia no tiene por qué ser verdad, pero como tantas cosas que se publican, que no tienen por qué ser verdad, pero se publican. Nos cuenta la historia de un periodista que dice: fíjate, yo si quiero prosperar en el mundo del periodismo y en particular en mi periódico, tengo que conseguir que haya muchas noticias que vayan a la portada. Pero claro, si yo trabajo en el diario El Mundo, que yo consiga colocar en la portada Podemos lo hace todo muy bien es imposible. Tengo que colocar noticias que digan Podemos lo hace todo fatal.

Y aun así, en buena parte de los periodistas que nos siguen y que están obligados profesionalmente, pues, a hablar mal de nosotros, hay un elemento de amor. Y es una cosa bonita. Hay algo sexy en Podemos, que experimentamos en la última campaña yendo todos en un autobús en el que su objeto de trabajo es algo que les atrae y que les gusta. Hay un diálogo, además, entre nosotros, que es... que haría las delicias de un psicoanalista en el que... pongamos por ejemplo, en el canutazo de esta mañana: ellos preguntan: '¿qué has hablado con Garzón?'; y yo les respondo: 'nada'. Entonces hay una especie como de clímax en el que todos sabemos lo que va a ocurrir pero hay un clímax sexy que funciona. Hay una atracción respecto a lo que significan esos objetos".

Cuando Iglesias ha terminado y ha dado comienzo el turno de preguntas, varios periodistas han comenzado a abandonar la sala e incluso una de las reporteras le ha reprochado a Iglesias sus palabras. "Ha sido molesto para los periodistas lo que creo que ha sido una falta de respeto, Pablo, lo siento, creo que lo tengo que decir, hacia uno de nuestros compañeros", ha dicho la periodista, que ha mostrado su solidaridad con Carvajal.

Iglasias ha tomado entonces la palabra:

"Creo que es evidente que no se me ha entendido", ha dicho el líder de Podemos. Creo que en un contexto académico cualquiera puede ser objeto de ejemplo para explicar una cuestión académica que creo que además se ha mostrado con enorme cariño y con enorme simpatía. Si eso no se ha entendido, creo que a lo mejor, y siento que no se haya entendido y que alguien se haya podido sentir ofendido, a lo mejor algunos no han entendido todavía lo que significa un espacio académico. Esto no es una rueda de prensa, esto es la universidad".

En pleno aplauso del auditorio, también se ha marchado el propio Carvajal, antes de que Iglesias se apostara "lo que queráis" a que la ovación no salía "en la prensa".

Tras la conferencia, varios de los periodistas que siguen la información de Podemos han reprochado en Twitter a Iglesias sus declaraciones, empezando por el aludido, que se ha referido a este asunto como "un ataque al gremio personalizado en mí".

Más tarde, a través de Twitter, Iglesias ha pedido disculpas, pero reiterando que dijo "la verdad":

EL HUFFPOST PARA UNIVERSAL PICTURES