NOTICIAS
03/12/2016 18:49 CET | Actualizado 03/12/2016 18:49 CET

Polémica en Twitter en torno a esta falsa información de 'El Mundo'

Lo que parecía una conmovedora historia de amor de un padre hacia su hija, ha terminado siendo una historia plagada de mentiras. Pero una historia mediática, que se publicitó desde varios medios de comunicación: periódicos, televisiones y radios.

Esa historia es la de Nadia Nerea, una niña de 11 años afectada por una rara enfermedad genética, cuyo padre convirtió su caso en un fenómeno mediático, logrando recaudar hasta 150.000 euros en apenas cuatro días.

El problema es que su relato, que en El Mundo se publicó bajo el titular Cuando no hay nada para Nadia, era pura ficción. Tal y como alertó hace unos días el blog sobre periodismo Malaprensa.com y como han confirmado Hipertextual y El País en sendos reportajes sobre este asunto.

El padre de Nadia aseguró que había reclutado "los más brillantes científicos" del mundo y que los juntó "en las instalaciones del Centro de Investigación Aeroespacial de Houston" donde trabajaban "una hora a la semana" sobre el caso de su hija.

Además, afirmaba haberse llevado a la niña "a Afganistán en mitad de la guerra" para tratar de "convencer al especialista que le faltaba" que vivía "en una cueva" y al que encontraron después de cinco días de búsqueda.

También decía tener "un cáncer terminal" del que había "renunciado a tratarse" porque, afirmaba, "no puede permitirse un día en la cama sin recaudar dinero para una hija a la que le falta tiempo".

Y todo esto no sólo se lo contó a El Mundo, sino también a El programa de Ana Rosa de Telecinco y a Más Vale Tarde de LaSexta.

Pero nada era cierto. Preguntado por el diario El País, el padre de Nadia fue incapaz de aportar ninguna prueba de sus viajes a Afganistán. "No da ningún detalle de aquella supuesta aventura porque, según sostiene, quiere escribir un libro "cuando haya un final feliz para Nadia"", indica este diario.

Además, Juan Ferrando, dermatólogo del Hospital Clínic de Barcelona consultado por El País e implicado en el diagnóstico de la pequeña, confirmó a este periódico que "lo del experto en una cueva de Afganistán es una mentira".

Tampoco era verdad lo del cáncer terminal de hígado y páncreas que sufría el progenitor de Nadia. O por lo menos, no como lo relató en las páginas de El Mundo, donde dijo que se lo habían detectado hace tres años en la clínica Teknon de Barcelona. Pero, según El País, en esa clínica no tienen ningún registro sobre el padre.

Ahora, con la verdad sobre la mesa, llegan las disculpas. El primero en hacerlo, uno de los periodistas más implicados en este asunto: Pedro Simón, el redactor del diario El Mundo que escribió el reportaje sobre Nadia.

Bajo el título Disculpas y gracias, Simón, premio Periodista del Año por la APM, pide perdón por no haber contrastado la información y por, asegura, "bajar la guardia" y no "mantener cierta distancia" para poder "verificar todo". "Di por bueno varios datos que me contó y que no corroboré como debía", admite.

Pero no ha sido el único en entonar el 'mea culpa'. También lo han hecho figuras reconocidas del panorama periodístico español como la presentadora de El Objetivo, Ana Pastor, el de Salvados, Jordi Évole, o la de Más Vale Tarde, Mamen Mendizábal.

DIVISIÓN DE OPINIONES EN TWITTER

Han sido muchos los que han valorado en Twitter las disculpas de Simón como un gesto de valentía y honradez, aunque otros creen que su gesto no le redime.

EL HUFFPOST PARA 'MASCOTAS 2'