INTERNACIONAL
20/12/2017 21:31 CET | Actualizado 20/12/2017 21:36 CET

El Congreso de EEUU aprueba la bajada masiva de impuestos a los ricos de Trump

Las grandes rentas y las empresas pagarán menos, reduciendo de forma significativa los aportes al fisco de un 35% a un 21%.

Carlos Barria / REUTERS
El presidente de EEUU, Donald Trump, celebrando en la Casa Blanca con los congresistas republicanos la aprobación de la reforma fiscal.

El Congreso de EEUU aprobó hoy definitivamente la reforma fiscal impulsada por el presidente, Donald Trump, después de que un error procedimental obligara este martes a hacer una modificación de última hora antes de ser aprobada por el Senado. Tras los cambios requeridos y el voto posterior a favor de la Cámara Alta (51-48), la Cámara de Representantes volvió a votar este miércoles como un mero trámite con 224 votos a favor (todos republicanos) y 201 en contra (los demócratas más 12 votos conservadores). Así, los republicanos han culminado el mayor recorte fiscal en décadas.

El mandatario podría rubricar hoy mismo la reforma tributaria, la primera gran bajada impositiva desde 1986 y la primera gran victoria legislativa del magnate desde que llegó a la Casa Blanca. Trump ha celebrado con un acto en la Casa Blanca este primer gran logro de su Presidencia.

A primera hora de la tarde de este martes, la Cámara Baja aprobó el texto que habían acordado en proceso de conciliación los republicanos de ambas cámaras, pero dicho proyecto entraba en conflicto con algunas normas procedimentales del Senado, por lo que tuvo que ser corregido antes de llevarse a la Cámara Alta.

"Hoy, el Congreso aprobó un proyecto de ley de reforma tributaria que ocurre una vez en una generación. Este es el final de un largo viaje para ofrecer una gran desgravación fiscal al pueblo estadounidense", dijo el presidente de la Cámara Baja, Paul Ryan, tras concluir el voto. "Ahora, esta legislación histórica será enviada al escritorio del presidente para que podamos comenzar 2018 con un nuevo código tributario", agregó Ryan, quien desde el comienzo de su carrera legislativa ha peleado por una reducción impositiva como la de hoy.

El texto está dirigido fundamentalmente a recortar impuestos a las grandes rentas y las empresas, reduciendo de forma significativa los aportes al fisco para las compañías de un 35% a un 21%, mientras que genera siete horquillas de pago fiscal para los individuos.

Además, según el cálculo de la Oficina independiente de Presupuesto del Congreso (CBO), la reforma que impulsan los republicanos sumará 1,45 billones al déficit nacional de Estados Unidos.

El proyecto de ley no deroga el impuesto al patrimonio o el impuesto mínimo alternativo para individuos, ambos objetivos a largo plazo para los republicanos, pero sí aumenta las cantidades de la exención. Entre los aspectos más controvertidos, más allá de la reducción impositiva a las rentas más altas, la legislación deroga también la obligación de tener un seguro médico de la reforma sanitaria del expresidente Barack Obama a partir de 2019, y permite por primera vez las prospecciones de gas y petróleo Ártico.

"COMBUSTIBLE" PARA LA ECONOMÍA

El presidente Trump se congratuló por la aprobación de su tan ansiada reforma fiscal asegurando que será como "echar combustible de cohetes a los motores de la economía" estadounidense. "Les prometí a los estadounidenses un recorte de impuestos grande y hermoso para Navidad. Con la aprobación final de esta legislación, eso es exactamente lo que están obteniendo", dijo el mandatario en un breve comunicado tras el voto final en el Capitolio.

"Me gustaría agradecer a los miembros del Congreso que apoyaron este histórico proyecto de ley, que representa una victoria extraordinaria para las familias, los trabajadores y las empresas estadounidenses", agregó el presidente.

Trump apuntó que el desempleo continúa cayendo en el país, que "el mercado de valores se encuentra en un nivel récord" y prometió que los salarios "pronto subirán". "Al reducir los impuestos y reformar el sistema roto, ahora estamos vertiendo combustible de cohetes en el motor de nuestra economía. EEUU ha vuelto a ganar, y estamos creciendo como nunca antes", se congratuló el magnate.

"Hay un gran espíritu de optimismo recorriendo nuestra tierra. Los estadounidenses pueden estar seguros una vez más de que nuestros días más brillantes aún están por venir", concluyó el mandatario.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- El Senado de EEUU aprueba la gran bajada de impuestos de Trump

- Lo que significa el fin del plan DACA para los 'dreamers' como yo

- Donald Trump quiere enviar astronautas de nuevo a la Luna y después a Marte

- Conoce al hombre que borró la cuenta de Twitter de Donald Trump durante 11 minutos

NOTICIA PATROCINADA