TENDENCIAS
08/01/2018 07:19 CET | Actualizado 11/01/2018 16:39 CET

'Tres anuncios en las afueras' y 'Lady Bird' triunfan en unos Globos de Oro llenos de reivindicaciones feministas

 "Es 2018. La marihuana está permitida por fin (en California) y el acoso sexual ya no. ¡Va a ser un buen año".

EFE

Los gritos contra el acoso y abuso sexual en Hollywood fueron los protagonistas de la 75ª edición de los Globos de Oro. La ceremonia, celebrada este domingo y que abre paso a la temporada de premios cinematográficos, ha servido para alzar la voz contra esos demonios que llevan años sacudiendo a la industria del cine y que a finales de 2017 empezaron a salir a la luz.

Discursos duros y sentidos como los de Oprah Winfrey o Nicole Kidman y chistes ácidos como los del presentador Seth Meyers se han encargado de que esta gala pase a la historia por sus denuncias y no tanto por los premios, que recogieron Tres anuncios en las afueras (mejor drama) y Lady Bird (mejor comedia). Como series triunfaron El cuento de la criada (drama), The Marvelous Mrs. Maisel (comedia) y Big Little Lies (miniserie).

Consulta la lista completa de ganadores de los Globos de Oro 2018

La gala llegó precedida por una alfombra roja en la que prácticamente la totalidad de los artistas vistió de negro como protesta contra el acoso sexual y la crítica continuó durante la ceremonia.

Oprah Winfrey, ganadora del premio honorífico Cecil B. DeMille, fue una de las más tajantes al dirigirse contra "los hombres poderosos y brutales" que han dominado el mundo durante mucho tiempo: "Tenemos por delante un nuevo día y cuando finalmente amanezca ese nuevo día será gracias a muchas mujeres, muchas de las cuales están en esta sala, y muchos magníficos hombres que van a luchar unidos para garantizar que llegue el momento en el que nadie tenga que decir, nunca más, 'yo también'".

La cantante Barbra Streisand, que puso el colofón a la velada al anunciar el premio a la mejor cinta dramática, aprovechó la ocasión para denunciar que ella es la única mujer que ha ganado el Globo de Oro a la mejor directora (Yentl, 1984): "Eso fue hace 34 años. Amigos, se acabó el tiempo. Necesitamos más mujeres cineastas y más mujeres nominadas a mejor directora".

Streisand entregó el premio a Tres anuncios en las afueras, mejor película dramática. La comedia negra sobre los intentos de una madre de que se haga justicia a su hija asesinada se alzó con otros tres premios: mejor actriz (Frances McDormand), mejor actor de reparto (Sam Rockwell) y mejor guion (Martin McDonagh).

McDormand se sumó al sentimiento reivindicativo de la noche y aprovechó su discurso para recordar: "Las mujeres en esta sala no estamos aquí por la comida. Estamos aquí por el trabajo".

La forma del agua, que partía como favorita con siete candidaturas, se conformó con los galardones al mejor director (Guillermo del Toro) y a la mejor banda sonora (Alexandre Desplat). Por su parte, el británico Gary Oldman cumplió los pronósticos y obtuvo el premio al mejor actor de drama por El instante más oscuro.

Lady Bird triunfó como mejor comedia o musical y su protagonista, Saoirse Ronan, se llevó el premio a mejor actriz en esa categoría, mientras que James Franco fue elegido mejor actor de comedia por The Disaster Artist e invitó al escenario a Tommy Wiseau, el cineasta de culto al que interpreta en el filme, aunque no le permitió hablar durante su discurso. El premio a la mejor película de animación fue para Coco.

LAS MUJERES DE LA TELEVISIÓN

En televisión fue claramente una noche femenina. Ya fuera con la distopía machista de El cuento de la criada (mejor serie dramática), con las elitistas y maltratadas mujeres de Big Little Lies (mejor miniserie o película para televisión) o con la singular monologuista de The Marvelous Mrs. Maisel (mejor show de comedia o musical), las mujeres de la televisión conquistaron los Globos de Oro.

La producción de HBO Big Little Lies fue la más premiada al llevarse cuatro galardones, incluyendo los de mejor actriz de serie limitada o filme televisivo para Nicole Kidman, mejor actor de reparto en televisión para Alexander Skarsgård y mejor intérprete secundaria en la pequeña pantalla para Laura Dern.

AFP
Laura Dern, Nicole Kidman, Zoe Kravitz, Reese Witherspoon y Shailene Woodley posan con los premios de 'Big Littles Lies'.

Kidman recordó que su personaje de una mujer maltratada representa los abusos que ahora son el centro de la conversación en Hollywood. "Creo y espero que podamos suscitar un cambio a través de las historias que contamos y la manera en las que las contamos. Mantengamos vivo el debate", señaló.

Reese Witherspoon, que además de actriz es una de las productoras de Big Little Lies, dedicó el galardón a quienes denunciaron situaciones de acoso o abuso en los últimos meses: "Os entendemos, os escuchamos y contaremos vuestras historias".

Con dos premios cada una también salieron por la puerta grande El cuento de la criada y The Marvelous Mrs. Maise. Además de mejor serie dramática, la primera se llevó el premio a mejor actriz para Elizabeth Moss, quien recordó a Margaret Atwood, la autora de la novela en la que se basa la serie, en su discurso: "Esto es para ti y para todas las mujeres que vinieron antes y después de ti que fueron suficientemente valientes para protestar contra la intolerancia y la injusticia y para luchar por la igualdad y la libertad en este mundo".

Por otro lado, Rachel Brosnahan, que ha brillado en la comedia The Marvelous Mrs. Maisel, animó a la industria a que se sigan produciendo series encabezadas por actrices: "Hay muchísimas historias de mujeres por ahí que todavía necesitan y merecen ser contadas".

La noche también pasará a la historia por el premio con el que se alzó Sterling K.Brown, protagonista de This is Us y primer intérprete negro en llevarse el Globo de Oro a mejor actor en una serie dramática.

Aziz Ansari se adjudicó el del mejor intérprete de una serie cómica por Master of None y Ewan McGregor ganó el Globo de Oro por al mejor actor de una serie limitada o película por Fargo.

LA ÁCIDA LENGUA DE SETH MEYERS

Seth Meyer fue otro de los protagonistas de la ceremonia al salir más que airoso de la compleja tarea de abordar con chistes los escándalos sexuales de Hollywood. "Buenas noches, damas y los caballeros que queden", dijo nada más empezar. "Es 2018. La marihuana está permitida por fin (en California) y el acoso sexual ya no. ¡Va a ser un buen año", ironizó.

Meyers se refirió explícitamente a Harvey Weinstein, el depredador sexual cuyas decenas de agresiones sexuales inspiraron el movimiento Me Too para que las víctimas de abusos denunciaran sus casos. "Volverá (a los Globos de Oro) cuando sea la primera persona abucheada durante el 'en recuerdo' [vídeo recordatorio a los fallecidos durante el año anteiror]", comentó con sarcasmo.

Tampoco se escapó de sus chistes Kevin Spacey, repudiado de Hollywood por sus casos de abuso. "Van a hacer otra temporada de House of Cards. ¿También está Christopher Plummer disponible para eso?", afirmó en referencia al reemplazo a última hora de todas las escenas de Spacey en la película Todo el dinero del mundo.

Y no olvidó al controvertido presidente de EEUU, Donald Trump, de quien dijo que solo podría odiar más un nombre como la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, organizadora de los Globos de Oro, si se llamara "Asociación Hillary México Ensalada".

Alfombra roja de los Globos de Oro 2018

ESPACIO ECO